En Canarias hay 318 menores extranjeros no acompañados. Es casi el doble del año pasado. Son los llamados MENAS, tutelados por el gobierno. Normalmente se alojan en centros, pero el problema real comienza cuando cumplen los 18 años. Es ahí donde no existen todos los medios para su verdadera integración. Los que no regresan a su país suelen acabar en la calle.

El numero de menores extranjeros no acompañados se ha duplicado en un año. En España hay 13 mil MENAS, de los cuales 318 están en Canarias. Pero el problema real no es la cantidad, sino qué pasa con ellos cuando ya cumplen 18.

La jueza Reyes Martel pide esfuerzo de las administraciones

De hecho en las islas solo hay seis plazas oficiales por cada provincia. Por eso la jueza de menores Reyes Martel considera que hay que hacer un esfuerzo por parte de las administraciones.

Algunos son retornados cuando cumplen la mayoría de edad.

Los jueces también se encuentran con el problema de las pruebas oseas, que no son al cien por cien fiables para determinar si son menores cuando llegan.

Una dificultad más para abordar un problema que este año se ha acrecentado con un repunte en la llegada de pateras con menores abordo.