Publicidad

NO HABÍA DENUNCIAS PREVIAS POR MALOS TRATOS

La hija de la víctima encontró los cuerpos

Todo apunta a que le disparó a ella en la cabeza y después se quitó la vida

Consternación y tristeza en el municipio de Agüimes por un nuevo caso de violencia machista. Hoy en el exterior de la ayuntamiento ha habido un minuto de silencio, también en el Cabildo de Gran Canaria. por la muerte de una mujer de 38 años en Arinaga. Todo apunta a que su expareja le asestó un disparo en la cabeza. No constan denuncias por malos tratos.

[[DEST:Primer caso de violencia machista en Agüimes]]

La investigación del caso lo lleva un juzgado de violencia de género de Telde. Para determinar la principal hipótesis, que estamos ante un nuevo crimen machista, los resultados de la autopsia serán fundamentales. En las próximas horas podrían conocerse ya detalles sobre la forma en la que se produjo el suceso. Ambos cuerpos presentan disparos de escopeta en la cabeza pero ahora será la autopsia la que revele si se produjo un episodio de violencia antes del trágico desenlace. Se trataría del primer caso de violencia machista que se produce en el municipio de Agüimes.

A las ocho y cuarto de la noche se procedió al levantamiento de los cuerpos. Presentes en el lugar familiares y amigos impactados por el trágico suceso que ocurrió en este edificio del Cruce de Arinaga, en Gran Canaria. A la hija de la fallecida, una menor de 14 años, le extrañó no tener noticias de su madre, por lo que pidió ayuda para forzar la puerta y acceder a la vivienda. Cuando por fin entraron, encontraron los cadáveres.

Fueron los propios familiares los que avisaron a la policía. Él tenía 46 años, ingeniero, vecino del pueblo, sin antecedentes, conocido en el municipio por ser propietario de una pequeña constructora.

Ella, de origen colombiano, de 38 años de edad y que residía desde hacía años en Agüimes.

Todo apunta a que él, presuntamente, le disparó, y luego se quitó la vida.

No había denuncias previas por violencia de género.

Publicidad