Emotivo entierro de los 14 represaliados del franquismo cuyos cadáveres se localizaron en el Pozo de Tenoya. Arucas se volcaba ayer con sus vecinos. Familiares y allegados veían cómo los suyos descansan, por fin, con dignidad, 80 años después de que fueran asesinados y sus cuerpos desaparecidos.

Vuelven entre aplausos y vítores.

Tras 80 años desde que desaparecieran de sus casas.

El empeño de dos mujeres que no quisieron renunciar a encontrar a los suyos lo ha hecho posible. Permisos para excavar, para las exhumaciones, análisis de ADN.

Siete de ellos tienen ya nombre y apellido. Sus familiares.

viven este momento con emoción.

Pero los otros siete siguen sin estar identificados.

Hoy todos han vuelto a recorrer Arucas.

Se calcula que en Canarias desaparecieron durante la época de la represión entre 1.200 y 1.600 personas. Hoy, 14 de ellos descansan al fin en paz.