ENCIERROS INFANTILES

ENCIERROS INFANTILES

Los más pequeños disfrutan de sus propias actividades y encierros en las fiestas de San Sebastián de los Reyes

Los encierros infantiles son una de las máximas para que los niños se lo pasen en grande durante las fiestas. Para quien se pregunte cómo se llevan a cabo estos encierros, se hacen con carretones de cartón-piedra para que sean unas carreras que carezcan de riesgo.

Las fiestas de San Sebastián de los Reyes son conocidas por sus tradicionales encierros, capeas e incluso corridas de toros. Sin embargo, en los últimos años, el cambio de horario de los encierros y la incorporación de las gradas ha conllevado un cambio total de público. Los encierros son peligrosos pero las familias con hijos se atreven a vivirlos desde las gradas.

Por este motivo y para que los niños también sean los protagonistas de las fiestas, San Sebastián de los Reyes también goza de encierros infantiles. Se han convertido en una tradición para que niños de cualquier edad puedan disfrutar de la emoción que supone correr sin que te pille el toro.

Los encierros infantiles son una de las máximas con la que los niños se lo pasen en grande durante las fiestas. Se llevan a cabo todos los días a las 12:30 horas y, tal y como cuentan los padres, los niños están encantados con poder tener sus propios encierros.

Para quien se pregunte cómo se llevan a cabo estos encierros, se hacen con carretones de cartón piedra para que sean unas carreras que carezcan de riesgo. Aunque el peligro sea mucho menor que en los encierros de verdad, las caídas son inevitables y los niños pueden tropezarse. No obstante, como asegura una de las madres que lleva a sus hijos al encierro: "Se pueden caer aquí igual que se pueden caer en el parque".

No todo se queda en los encierros infantiles, también están las fiestas de los cabezudos, las charangas, toros al agua y no podían faltar las clases de recortadores para niños. La Asociación de jóvenes recortadores de San Sebastián de los Reyes dieron pie a la creación de estas clases. La pasión por los toros puede o no llevarse en los genes. Sin embargo, saber recortar puede considerarse un arte y para ello se necesita práctica, esfuerzo, estar en forma física y sobre todo, nunca perderle el respeto al toro, como aseguran desde una asociación.

Desde todas las peñas y organizaciones que llevan a cabo las fiestas de San Sebastián de los Reyes coinciden en lo mismo: hacer que los niños también disfruten al máximo.

Andrea Doménech | Marta Cejudo | Madrid | 31/08/2018

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.