En el segundo día de las fiestas de San Sebastián de los Reyes han acompañado a Beatriz Solano, dos profetas en su tierra. Se trata de los hermanos García, Álvaro y Diego.

Alvaro es novillero y tomará la alternativa este domingo, con el torero José María Manzanares y Roca Rey. Ante tal espectáculo podría estar cubierto en nervios el novillero, sin embargo, asegura que "ahora que quedan un par de días, estoy tranquilo, contento y con ganas de que llegue el día".

Por otra parte, Diego García, también novillero, cuenta que desde pequeños juegan al torero. Ya con cuatro años utilizaban el jersey de capota para simular que toreaban. "En casa y en todos los sitios que podíamos", cuenta Diego, que intentaban torear y practicar.

Cuentan los hermanos que hay quienes les gusta el fútbol, pero a ellos les dio por torear y en la actualidad siguen con su sueño. Un hermano novillero y otro 'futuro matador'. Sin embargo, con los encierros no se atreven todavía. Explican que el motivo es que da mucho "respeto y al final es mucha gente la que corre, por lo que hay que controlar tanto al toro como a la gente".

Por ello prefieren que en los cierros corran los profesionales y verlo desde fuera. El domingo Alvaro García toma la alternativa en la corrida. En el encierro saldrán los toros pertenecientes a la Ganadería de Victoriano del Río, que pastan en Miraflores de la Sierra, provincia de Madrid. A estos toros, Álvaro, no quiere "ni verlos" hasta la hora de la corrida.

Diego explica que salir a correr en los encierros no es lo suyo, que el se ubica "en la plaza" y las calles no las conoce por lo que prefiere dejar los encierros de lado.