Celebrities » Especiales » Coronación Guillermo y Máxima de Holanda

LOS FUTUROS REYES DE HOLANDA DERROCHAN AMOR EN CADA UNA DE SUS APARICIONES

Así son Guillermo y Máxima de Holanda, una pareja cómplice camino del trono

Son los príncipes de Holanda y dentro de unos días se convertirán en reyes. Su historia es como uno de sus cuentos en los que el príncipe se enamora de una chica sencilla y, en este caso, ha tenido un final feliz. Sus comienzos como pareja no han sido fácil y su relación con los medios tampoco. Eso sí, ellos siempre se han mostrado tan enamorados como el primer día y si hay algo que sobra en su relación es la complicidad.

Publicidad

Que tu marido sea un príncipe de los de sangre azul, tiene sus cosas buenas y sus colas malas. En el caso de Guillermo y Máxima de Holanda, futuros reyes del país, no todo ha sido un caminito de rosas. Eso sí, siempre han hecho gala de su amor y si hay algo que está claro es que su complicidad es mutua. Ellos derrochan cariño allá por donde van y, la verdad, parecen de lo más enamorados.

Guillermo y Máxima se conocieron en Sevilla en el año 1999, en una fiesta. En esos momentos ella era una economista que ejercía como vicepresidenta de una división de Mercados Emergentes en Nueva York. Aunque no tardaron en ser fotografiados a bordo del yate real, no fue hasta dos años más tarde cuando la relación se hizo oficial.

A pesar de las primeras polémicas por el hecho de que la 'elegida' fuera hija de Jorge Zorreguieta, ex ministro de Agricultura durante la dictadura del general Videla con un pasado dudoso, ella ha sabido ganarse el amor del pueblo y de los medios. Eso sí, nunca hemos dejado de ver la actitud cariñosa entre los que son los príncipes de Holanda.

En apariciones públicas, eventos benéficos, viajecitos vacacionales, posados con la familia... Ellos siempre buscan el momento para dedicarse una caricia, un abrazo o una sonrisa. Nos encanta verles reír juntos y es que no pueden apartar la mirada el uno del otro. Y, por si fuera poco, Máxima se lleva a las mil maravillas con su suegra, la hasta ahora reina Beatriz. ¿Qué más se puede pedir?

Publicidad