Ciento treinta pequeños, que estudian en el mismo colegio donde creció Kate Middleton, han participado en la grabación de esta canción que habla de esperanda y amor. Muchos de ellos han compuesto parte de la letra. Según uno de los niños, "el tema habla de un día soleado, el día de la boda y también de la esperanza de que les vaya bien a los novios".

Mientas los británicos alzan sus voces los americanos se unen a la moda de la boda del año. En Los Ángeles también se acuerdan del Príncipe Guillermo y Kate Middleton. En las puertas del museo Madame Toussad, en pleno Sunset Boulevard,  decenas de personas han querido felicidarlos a través de esta tarjeta gigante que enviarán a los novios. Desde el museo han anunciado que los novios tendrán su propia figura de cera muy pronto.

En la ciudad en la que se van a casar, Londres, ya se venden estas muñecas inspiradas en Kate Middleton. Luce el mismo vestido que llevó el día que anunciaron el compromiso oficial con todo lujo detalles: los zapatos, el bolso y el tocado.

Para los que quieran saber más sobre la pareja podrán descubrir muchos detalles de su relación en el libro llamado "Life". Un diario de sus vidas en ciento once páginas con las mejores fotos de su infancia, su noviazgo, detalles de su vida pública y privada.

Una pareja admirada, querida y agasajada por millones de personas en todo el mundo.