Los amigos de Kate y Guillermo no son unos aburridos como muchos pensaban al ver la sofisticación y el boato con el que vivían cada uno de los acontecimientos de su vida. Pese a haberse educado en las mejores escuelas y universidades de Inglaterra. Conocer las normas del protocolo como el abecedario y usar más trajes que un español come pipas en un partido de fútbol...

Pues los amigos de los duques de Cambridge se lo han pasado fenomenal en la boda y preparando el regalo que le iban a hacer a la parejita, nada de bandejas de plata, cristalerías ni vajillas franceses los originales coleguitas de Guille le han preparado un montaje al más puro estilo Lady Gaga.

Los pequeños lord ingleses se han dedicado a reversionar la canción de Lady Gaga, ‘Bad romance’ con su versión de la historia de amor vivida entre Guillermo y Catalina. Una doble de Kate le complica la existencia a un príncipe Guillermo muy cantarín y fiestero.