Atresmedia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.

Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
EN 24 HORAS DE VUELO DURANTE UNA SEMANA

El helicóptero de la DGT, Pegasus, multa cinco veces más que un radar terrestre

La campaña llevada a cabo del 8 al 14 de abril ha controlado a un total de 955.659 vehículos de los cuales 33.328 superaban la velocidad permitida. De los 522 coches controlados por Pegasus el 16% fue sancionado mientras que esta proporción baja al 3,49% en el caso de los radares de carretera.

Uno de los 19 helicópteros radar de la DGT Uno de los 19 helicópteros radar de la DGT | Foto: Agencias

Agencias  |  Madrid  | Actualizado el 20/04/2013 a las 20:53 horas

La Dirección General de Tráfico ha puesto a prueba la eficacia de su última incorporación, el helicóptero-radar Pegasus, en la última campaña de concienciación sobre la velocidad, llevada a cabo entre los días 8 y 14 de abril, y el resultado es que el helicóptero, en 24 horas de vuelo, ha detectado en proporción hasta cinco veces más infractores que los radares en carretera.

Así, un 16% de los 522 vehículos controlados por Pegasus fueron sancionados por superar los límites de velocidad, mientras que esta proporción se reduce hasta el 3,49% en el caso de los radares en carretera, aunque también hay que tener en cuenta que el número de vehículos controlados desde el suelo ha sido muy superior.

En total, en la semana que ha durado la compaña, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han controlado a 955.659 vehículos, de los cuales, 33.328, un 3,49%, circulaban a una velocidad superior a la permitida. La vigilancia de la velocidad se ha realzado sobre todo en las carreteras secundarias, donde se han controlado seis de cada 10 vehículos (61,3%).

Pegasus realizó 24 horas de vuelo por carreteras convencionales durante la campaña, en las que controló a 522 vehículos seleccionados por el operador del radar desde el helicóptero tras una primera valoración visual. De ellos, 88 resultaron sancionados tras comprobar después de varias mediciones que superaban el límite de velocidad establecido para el tramo de carretera por el que circulaban.

Por tipo de vía, en carreteras convencionales se controlaron 585.540 vehículos, de los cuales se multaron a 21.933 (el 3,75% de los vigilados), mientras que en vías rápidas (autovías y autopistas) se controlaron 370.119 vehículos, de los que se sancionaron a 11.395 (el 3,1%).  En el caso de las vías convencionales, más de la mitad de los conductores recibieron la multa en la propia carretera, según ha indicado la DGT.

Entre los multados en la campaña, la DGT ha destacado el caso de un motorista captado por un radar en La Rioja, circulando a 206 km/h por la carretera N-111 en donde la velocidad máxima permitida es de 100km/h. Según ha explicado Tráfico, este tipo de excesos de velocidad están considerados como delitos en el Código Penal, al superar en ochenta kilómetros por hora los límites permitidos en dicha carretera.

Por este delito, en aplicación del artículo 379 del Código Penal, el motorista podría ser condenado a una pena de prisión de tres a seis meses o a la de multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta a noventa días, y, en cualquier caso, a la de privación del derecho a conducir vehículos a motor por un tiempo de entre uno y cuatro años. El resto de excesos de velocidad no considerados delito están considerados como infracciones graves o muy graves por la Ley de Seguridad Vial y castigados con multas de entre 100 y 600 euros, así como la pérdida de entre dos y seis puntos del carné de conducir.

Compartir en: