Asegura Pere Navarro que están cambiando las pautas de comportamiento en vacaciones y ya no hay las congestiones de tráfico que se registraban hace tiempo.

Considera que las victimas mortales de los accidentes de tráficos están un poco "interiorizados" y las cifras de muertos no escandalizan demasiado. Para ser conscientes de la magnitud del problema recomienda ir al hospital de parapléjicos de Toledo.

Asegura que aunque popularmente se crea que el alcohol es la primera causa de accidentes mortales, la primera causa son las distracciones provocadas por el teléfono móvil. Lamenta que a pesar de las campañas de sensibilización que se han hecho "haya mucha gente usando el teléfono móvil". Navarro hace un llamamiento: "No envíes mensajes a quien esta conduciendo".

Destaca Navarro que marcar un número de teléfono mientras se circula a 120 kilómetros por hora es como recorrer 400 metros sin mirar la carretera. Recuerda además que la excusa de que algo es "urgente" no es válida. "Urgentes hay pocas cosas en la vida", recuerda.

Confirma que hay un proyecto de ley para doblar las penas por el uso del teléfono móvil y que te quiten 6 puntos por su uso.

Sobre el accidente del futbolista José Antonio Reyes, señala que no hay un informe definitivo de la Guardia Civil y todo apunta a que la velocidad es un tema determinante. "En seguridad vial, la diferencia entre matarse o no es la velocidad", determina.

Señala que la cultura de comprar coches en función de la velocidad que alcanza ha quedado fuera y cada vez se vende más coches por seguridad y por que sean 'verdes' en emisiones. Alaba la medida de Volvo que ha anunciado que sus coches no irán a más de 180 kilómetros por hora.