DISPARA EL RIESGO DE ACCIDENTE

DISPARA EL RIESGO DE ACCIDENTE

Enviar mensajes mientras conduces, similar a conducir bajo los efectos del alcohol

Leer o enviar mensajes con el teléfono, mientras se conduce, es igual de peligroso que ponerse al volante bajo los efectos del alcohol. Así lo refleja un estudio elaborado por una revista especializada que confirma con datos una situación demasiado habitual en nuestras carreteras.

Cinco expertos en conducción se someten a varias pruebas en un circuito cerrado. Tienen que esquivar objetos y sortear obstáculos y mantener una conversación por whatsapp,

Una de las primeras conclusiones hace saltar todas las alarmas: con los ojos en la pantalla del móvil y circulando a 80 kilómetros por hora se recorre una media de 16 metros antes de empezar a maniobrar ante un imprevisto. En el ensayo se recoge que mientras los conductores enviaban o leían mensajes, cometieron un 74% de errores.

La capacidad de reacción disminuye notablemente. La utilización de whatsapp al volante equivale a ir conduciendo triplicando la tasa de alcoholemia.

En el informe se ha preguntado a conductores por el uso del whatsapp, el 59 por ciento no espera a llegar a su destino para responder.

Diez de cada cien conductores han vivido una situación de riesgo por los mensajes, y casi la mitad reconoce haber enviado cualquier tipo de mensaje en el último medio año tanto en carretera como en ciudad.

El estudio dice que tardamos como mínimo 45 segundos en encontrar el móvil en el interior de un bolso.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.