LOS VECINOS RELATAN LOS PRIMEROS MOMENTOS TRAS EL ACCIDENTE

LOS VECINOS RELATAN LOS PRIMEROS MOMENTOS TRAS EL ACCIDENTE

"Escuchamos un ruido tremendo, bajamos y ya vimos el convoy separado en dos trozos"

Los vecinos próximos al lugar del accidente del tren ayudaron con mantas y agua nada más ocurrir el siniestro. "Estamos muy impactados, es inexplicable", señalan dos vecinos 25 y 30 años.

Los primeros vecinos que se acercaron hasta el lugar del accidente ferroviario en las inmediaciones de Santiago de Compostela ayudaron como pudieron a las víctimas del siniestro, bien sacándolas directamente de los vagones o aportando mantas y agua

José Luis, que reside a aproximadamente un kilómetro del lugar exacto del accidente, en la parroquia de Angrois, relató que estaba en un bar con unos amigos y escuchó un fuerte estruendo, y que al ver pasar numerosos vehículos policiales decidieron seguirlos para comprobar qué había sucedido exactamente. 

Apenas habían llegado las primeras unidades de emergencias, que solicitaban a los vecinos que aportaran mantas y agua, y José Luis y sus amigos ya habían optado por ello y por colaborar en la excarcelación de algunos accidentados. Consiguieron sacar de uno de los vagones a un varón de 30 años y a otro de 60, ambos procedentes de Valladolid, quienes aturdidos y desorientados lo primero que hicieron fue preguntar por su pareja, y el más mayor, por su esposa. 

Abel Rivas e Iván Ramos, dos jóvenes vecinos del lugar del accidente, también fueron de las primeras personas en prestar auxilio a las víctimas. Ambos jóvenes, de entre 25 y 30 años, se declararon "muy impactados" y afirmaron que habían presenciado escenas como nunca habían visto. 

"Escuchamos un ruido tremendo, enorme, como nunca. Bajamos y ya vimos el convoy separado en dos trozos", explicaron. "Estamos muy impactados, es inexplicable", añadieron. 

Las versiones sobre el accidente, entre los testigos, son contradictorias. Unos hablan de ruido previo al descarrilamiento, y otros de un chirrido muy fuerte, como un frenazo, y luego un estruendo. 

Iván y Abel se encontraban en casa a escasos metros de las vías cuando se produjo el accidente. Por su parte, algunos de los pasajeros que han resultado heridos dijeron que no escucharon ninguna explosión antes del descarrilamiento. 

Mientras los equipos de emergencias se afanaban en evacuar y atender a las víctimas se vivieron algunas escenas de tensión, como la protagonizada por una señora que gritaba "¿dónde está mi hija? Necesito verla". Afirmó que su hija viajaba en el tren accidentado y que había ido a recogerla a la estación de Santiago.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.