CAMPAÑA 'MI DIGNIDAD NO ESTÁ EN EL LARGO DE MI FALDA'

CAMPAÑA 'MI DIGNIDAD NO ESTÁ EN EL LARGO DE MI FALDA'

La rebelión de los tobillos para luchar contra el machismo en Argelia

La decisión de la universidad de Argel de impedir que una joven estudiante de Derecho tomara un examen por vestir una falda por encima de la rodilla ha generado un movimiento espontáneo de solidaridad en las redes sociales.

Tobillos al aire
Tobillos al aire | Facebook

Quizá cuando impidió a una estudiante de Derecho entrar en el examen, el supervisor de la Universidad de Argel no intuyó que su pacata decisión desencadenaría una revuelta en toda regla. Pero lo cierto es que la campaña "Mi dignidad no está en el largo de mi falda", difundida a través de la red social "Facebook", ha sacudido Argelia y amenaza con convertirse en otra batalla de la larga lucha que las mujeres árabes libran desde hace años por sus derechos.

La página, que ha logrado más de once mil "me gusta" en apenas una semana, fue creada por la productora Sofía Djema, después de que el pasado 9 de mayo el citado supervisor impidiera a una chica presentarse a un examen porque llevaba una falda que dejaba sus piernas al descubierto. Fundamentó su restrictiva decisión en el "código ético" de la universidad y fue respaldado por el vicerrectorado, que invocó la norma que obliga "a vestir de forma decente" y calificó de menor el incidente.

"La mujer argelina ha sido víctima de la violencia y la tradición arcaica, (aunque) ella siempre ha tratado de encontrar un equilibrio con todo para existir", explica el último comentario, colgado hoy mismo en el muro de la campaña en Facebook.

"Más de treinta han luchado y hoy todavía muchos de nosotros nos preguntamos si es necesario luchar...", agrega. La campaña se ha convertido en un fenómeno nacional después de que miles de jóvenes argelinos, tanto hombres como mujeres, se hayan sumado e inundado la página y la red con "selfis" de sus tobillos y canillas desnudas para protestar contra lo que consideran un enorme retroceso. Djema, que ha asegurado a la prensa que su objetivo "es mostrar lo que tienen que sufrir las mujeres (argelinas) a diario", ha abierto un álbum titulado "piernas iracundas" en el que anima a todo el mundo a enviar fotos de la parte inferior de la rodilla.

"La polémica no es más que el reflejo de los profundos problemas que padece Argelia, problemas económicos, sociales, culturales y religiosos", explica  Asmaa, una de las jóvenes que han decidido lucir sus piernas en la web. "Es la forma de vestir, pero también si vas o no a la mezquita, o el problema que hay ahora con el consumo de alcohol.

La sociedad argelina se islamiza cada vez más, día a día, sin que nadie haga nada", advierte la joven. Asmaa alude así a la decisión adoptada el pasado abril por el primer ministro argelino, Abdel Malek Sellal, de suspender la nueva ley para la venta de alcohol, a la que se oponen con fiereza los movimientos islamistas. Estos emprendieron en febrero, cuando entró en vigor la nueva normativa, una batalla en las redes sociales para tumbar una legislación que consideraban demasiado permisiva.

Presionado, Sellal envió una carta al ministro de Comercio, Amara Benyounes, en la que argumentaba que se necesitaban más estudios y consultas con las partes implicadas, después de que el último pusiera en marcha la ley sin consultar al Gabinete, según aseguró el diario digital "Tout Sur l'Algérie". Asmaa y otros muchos jóvenes cree que el Gobierno debería de ocuparse con el mismo celo de otros asuntos más graves, como la violencia y el creciente acoso en las escuelas e institutos del país o los insultos obscenos a las mujeres en la calle.

Según un reciente informe publicado por responsables locales, solo en 2014 se denunciaron más de 40.000 casos de violencia en escuelas argelinas. El estudio, obra del inspector general del Ministerio de Educación, Mejadi Messaguem, refleja que el acoso lo sufren tanto alumnos como profesores, pese a que Argelia "tiene uno de los sistemas educativos más avanzados de la zona".

Messeguem no solo habló de violencia, sino también de episodios de vandalismo y consumo de alcohol y drogas entre los estudiantes argelinos. "La situación social se ha deteriorado en Argelia, especialmente para las mujeres", advierte Asmaa. Por eso, una iniciativa tan simple como enseñar el tobillo en internet "es algo tan importante, aunque puede parecer tonto".

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.