DEPENDE DE LAS NEGOCIACIONES CON BRUSELAS

DEPENDE DE LAS NEGOCIACIONES CON BRUSELAS

El Gobierno británico plantea que el referéndum sobre la UE se celebre antes del verano

El secretario de Estado británico para Europa, David Lidington, cree que, si el Consejo Europeo llega en febrero a un acuerdo sobre la reforma de la UE propuesta por Londres, el plebiscito podría tener lugar "unos cuatro meses después". De esta forma, la consulta, en la que los británicos decidirán si quieren quedarse o salir de la Unión Europea, podría celebrarse en junio.

El Big Ben en Londres
El Big Ben en Londres | Agencias

El Reino Unido podría celebrar el referéndum de permanencia en la Unión Europea (UE) antes del verano si las negociaciones con Bruselas avanzan según lo previsto, afirmó el secretario de Estado británico para Europa, David Lidington. En un encuentro con prensa extranjera, Lidington dijo que, si el Consejo Europeo llega en febrero a un acuerdo sobre la reforma de la UE propuesta por Londres, como pretende su presidente, Donald Tusk, el plebiscito podría tener lugar "unos cuatro meses después". Esto permitiría aprobar la legislación necesaria en la Cámara de los Comunes y celebrar la campaña previa a la consulta, en la que los británicos decidirán si quieren quedarse o salir de la Unión Europea.

El primer ministro, el conservador David Cameron, se ha comprometido a convocar un referéndum sobre la UE antes de finales de 2017, previa renegociación con Bruselas de la relación del Reino Unido con el bloque y de una reforma interna que permita aumentar la competitividad y restringir la inmigración. Lidington dijo que, debido al corto plazo de tiempo disponible, el Gobierno británico no espera salir de la reunión de febrero con cambios en los tratados europeos, sino que "aceptará un compromiso" de hacerlo en el futuro.

"No habrá tiempo de hacer cambios en los tratados antes del referéndum, pues requerirían ratificación a nivel nacional, por lo que aceptaríamos un compromiso de cara al futuro", afirmó. Algunas de las peticiones del Reino Unido, en particular las referentes al estado del bienestar, justicia e inmigración, "requerirán cambios en los tratados", admitió.

El secretario de Estado valoró la carta remitida a los líderes europeos hace unos días por Tusk, en la que expresa la intención de llegar a un acuerdo sobre la reforma europea en febrero. "La carta era lo que se esperaba y demuestra que hay voluntad y un camino hacia adelante", declaró.

De las peticiones del Reino Unido, detalladas por Cameron en una carta a Tusk en noviembre, reconoció que "seguramente será más fácil el consenso en las cuestiones de competitividad" y más difícil en la "reforma del sistema de bienestar y migratorio". En todo caso, el político conservador reconoció que Cameron, que aboga por la permanencia, solo podrá ganar el referéndum si obtiene un acuerdo "sustancial sobre todos los puntos que ha planteado".

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.