CLAUSURA LA CONVENCIÓN NACIONAL DEL PP

CLAUSURA LA CONVENCIÓN NACIONAL DEL PP

Rajoy: "En España no hay impunidad y las irregularidades se sancionan"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha referido al tema de la corrupción por primera vez desde la salida de prisión de Luis Bárcenas y, de forma indirecta, ha aludido a él al afirmar: "Algunos de los nuestros no han estado a la altura". También se ha referido a las elecciones en Cataluña: "No serán un camino hacia la fractura de España". Y a la economía: "El cambio ya se ha producido, nos toca profundizar en él y seguir adelante".

Corrupción, Cataluña y economía han sido los ejes del discurso con el que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha clausurado la Convención Nacional del Partido Popular. Especialmente esperada era su referencia al primer tema, pues se trataba de su primera alusión después de que Luis Bárcenas saliera de la cárcel. No se ha referido al extesorero 'popular' de forma indirecta, aunque sí de forma implícita al afirmar: "Me preocupa que algunos de los nuestros no hayan estado a la altura". "En España no hay impunidad y las irregularidades se sancionan", ha añadido.

Corrupción: "Me preocupa es que algunos de los nuestros no hayan estado a la altura"

El asunto de la corrupción "invita a la demagogia más feroz y al oportunismo político de la peor corrupción" ha afirmado Rajoy, quien ha dicho que no le preocupan las "exageraciones interesadas ni las manipulaciones". "Lo que me preocupa es que algunos de los nuestros no hayan estado a la altura", ha asegurado. El presidente ha argumentado que nadie debería llegar a la política con "la ambición de obtener réditos personales", pero ha admitido que no pueden "garantizar las conductas de todos y cada uno" de sus cargos. "A lo mejor otros sí", ha puntualizado.

"Es verdad que esos casos se han producido" y que merecen una respuesta firme, ha señalado Rajoy, quien ha afirmado también que muchos de esos casos pueden prevenirse y es lo que el Gobierno está haciendo. "No estamos dispuestos a permitir que estas cuestiones empañen la honorabilidad" del PP y de sus cientos de miles de militantes ni "el respeto que merecen las instituciones", "ni la imagen de España", ha recalcado el jefe del Gobierno.

Una vez mas, ha reconocido que se han cometido errores, y que se pudieron hacer las cosas mejor, pero ha reiterado que cuando el PP ha detectado una "conducta punible en sus filas ha intervenido sin dudarlo" con el nivel exigencia que demanda "la democracia" y los españoles. "Hemos aprobado muchas reformas para hacer de España un país mejor en lo social y en lo económico" y cuando concluya su gestión, la pretensión del presidente del Gobierno es que también sea un "país mejor en el terreno ético" y con mayor calidad democrática. "Para esto estamos trabajando", ha garantizado.

"Las elecciones en Cataluña no serán un camino hacia la fractura de España"

Respecto a Cataluña, Rajoy ha garantizado que las elecciones que pretende convocar el presidente de la Generalitat, Artur Mas, "no pueden ser ni serán un camino hacia la fractura de España". El líder del PP ha subrayado que que esos comicios catalanas tendrán el mismo carácter de siempre y no serán plebiscitarias, y ha advertido de que si alguien cree que "con un subterfugio tan burdo podrá soslayar la legalidad y tomar decisiones que las leyes no autorizan, no tiene los pies en el suelo". Por eso, ha advertido, el resultado será un parlamento regional "con las mismas competencias que tiene hoy".

Cataluña: "El adelanto electoral responde al interés propio, constata un fracaso profundo"

"Con esos trucos no van a engañar a los catalanes, cuyas preocupaciones siguen despreciando desde hace mucho tiempo", ha añadido. Para Rajoy, es "completamente incomprensible y absurdo" anunciar que se adelantan las elecciones pero seguir en el gobierno catalán nueve meses más. "Es la constatación de un fracaso profundo que responde al abierto enfrentamiento entre dos formaciones que se disputan el liderazgo del independentismo en Cataluña", ha señalado en referencia a CiU y ERC.

También ha hecho una cerrada defensa de la soberanía nacional para que "nadie prive a los españoles del derecho a decidir lo que es su país". "En Cataluña hay muchísimos más catalanes que independentistas, y esa mayoría que los independentistas han borrado de su proyecto van a decir que están hartos de tensiones y simulacros y que los éxitos colectivos nacen de la unidad y no de la discordia", ha añadido. Y en referencia a Cataluña pero también en previsión de que se adelanten elecciones en Andalucía, Rajoy ha asegurado que estas decisiones responden "a razones puramente partidistas, al interés propio y no al interés general de los ciudadanos".

"El cambio ya se ha producido, ahora nos toca profundizar en él"

Gran parte de su discurso se ha centrado en la economía, lo que le ha llevado a afirmar que se siente orgulloso de su partido porque cuentan "con el aval del cambio" que ya se está notando en toda España. "El cambio ya se ha producido, el cambio es una realidad y ahora nos toca profundizar en él", ha dicho. "Lo primero que debemos preguntarnos es: ¿Ha habido o no un cambio en España desde que gobierna nuestro partido?", ha apostillado, respondiendo de paso al expresidente del Gobierno José María Aznar, quien en su discurso de inauguración de la Convención Nacional del PP no puso en valor las reformas que en esta legislatura ha hecho el Gobierno del PP, algo que le han reprochado en privado algunos dirigentes de actual cúpula del PP.

Economía: "Los problemas no se resuelven con conjuros caribeños"

El presidente del Gobierno ha afirmado rotundo que ahora "después de tres años" España es el país que más empleo crea. "¿Hay alguien capaz de decir que esto no es un cambio notable?", se ha preguntado, para añadir que España se ha "salvado de una catástrofe que parecía inevitable" y ése "es el camino". Además, ha asegurado que el país ha cambiado "como de la noche al día" y "está renaciendo", algo que ya han empezado a notar los ciudadanos porque la mejor política social que ha llevado a cabo su Ejecutivo ha sido evitar el rescate que parecía "inevitable".

Por eso, ha pedido a los militantes de su partido que salgan a la calle con orgullo y no tengan reparos en afirmar que en 2014 y 2015 se crearán un millón de puestos de trabajo "porque va a ser así". El jefe del Gobierno ha garantizado que si la economía continúa creciendo como hasta ahora, se podrá seguir bajando los impuestos, como ya notarán los españoles en las nóminas de este mismo mes de enero "Este año vamos a bajar los impuestos. Antes no pudimos, ahora sí. Y el año que viene, en 2016, volverán a bajar", ha asegurado.

También ha hecho una alusión indirecta a Podemos al advertir de que los problemas de un país "no se resuelven con palabras mágicas o conjuros caribeños" y tampoco se les hace frente con "planteamientos mesiánicos" y "doctrinarios". No obstante, ha pasado la mayor parte de su discurso advirtiendo de que tampoco se puede volver a las políticas del PSOE: "España no está para dar saltos en el tiempo, no podemos volver atrás", ha dicho. "No podemos jugarnos el futuro a la ruleta rusa de la frivolidad, la incompetencia o el populismo", ha señalado el jefe del Ejecutivo, que ha insistido en que nadie ofrece un proyecto alternativo al del PP.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.