CELEBRACIÓN EN LA MÁS ESTRICTA INTIMIDAD

CELEBRACIÓN EN LA MÁS ESTRICTA INTIMIDAD

La Princesa Leonor cumple 10 años, una década de vida normal para la Heredera

La Infanta Leonor estudia quinto curso de Primaria en el colegio madrileño Santa María de los Rosales y, como procuran los Reyes, lleva una vida lo más parecida a la de cualquier niña de su edad, sin perder de vista sus futuras responsabilidades como heredera. De hecho, por su cumpleaños estrena Toisón de Oro y se crea oficialmente su guión y estandarte como Princesa de Asturias.

La Princesa Leonor cumple diez años, un aniversario que celebrará junto a sus padres y su hermana, la infanta Sofía, si bien la Casa Real no va a facilitar información sobre el acontecimiento, siguiendo la costumbre de los Reyes Felipe y Letizia de mantener estas celebraciones en el ámbito privado. En coincidencia con este décimo aniversario, este sábado ha entrado en vigor el Real Decreto por el que don Felipe concede a su hija mayor el Collar del Toisón de Oro, la más alta distinción de la orden dinástica de mayor prestigio en el mundo, junto a otro que crea oficialmente el guión y estandarte de la Princesa de Asturias.

El aspecto del guión, que puede verse a partir de ahora en la web oficial de la Casa Real, es idéntico al que representaba a su padre cuando era Príncipe de Asturias, con el Collar del Toisón rodeando el escudo sobre el fondo azul de la bandera asturiana, y las armas de la Casa del Rey, rematado con una orla dorada y almenada.

La primogénita de los Reyes nació en Madrid el 31 de octubre de 2005, año y medio antes que la infanta Sofía, alumbrada el 29 de abril de 2007, y estudia quinto curso de Primaria en el colegio madrileño Santa María de los Rosales, donde su hermana cursa tercero. Un año más, la celebración de su cumpleaños quedará en la esfera privada, en consonancia con los deseos de don Felipe y doña Letizia, que siempre han procurado preservar al máximo la intimidad de su vida familiar. Dentro de dos días, la abuela paterna de la princesa, la Reina Sofía, también cumplirá años, pero su 77 aniversario tampoco tendrá trascendencia pública.

La salvaguarda de la vida personal de las dos hijas de los Reyes ha sido una constante y han sido contadas las ocasiones en que se las ha visto junto a ellos en actividades ajenas a los actos de la agenda oficial, también restringidos a lo imprescindible. Ni siquiera ha asistido la heredera de la Corona a la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias, celebrada el pasado día 23 en Oviedo, convocados por vez primera bajo esta denominación. Su padre protagonizó la primera edición de los galardones, antes llamados Premios Príncipe de Asturias, cuando tenía 13 años, pero ni siquiera esta edad puede tomarse como referente para lo que vaya a hacer su hija en el futuro, advierten desde la Casa del Rey.

En estos diez años la Princesa de Asturias ha llevado una vida que sus progenitores han procurado que sea lo más parecida a la de cualquier niña de su edad, aunque sin perder la vista sus futuras responsabilidades como heredera. Don Felipe y doña Letizia escogieron para su educación el mismo centro escolar en el que estudió el actual jefe del Estado, donde se prevé que el próximo curso concluya el ciclo educativo de Primaria.

Bautizada en el Palacio de la Zarzuela el 12 de enero de 2006, la Princesa Leonor tomó la primera comunión hace seis meses, el 20 de mayo, en la parroquia de la Asunción de Nuestra Señora del barrio madrileño de Aravaca, junto a sus compañeros de colegio. Aquella ocasión permitió reunir, por primera vez en medio año, a toda la Familia Real, ya que además de sus padres y su hermana la acompañaron sus abuelos paternos, los Reyes Juan Carlos y Sofía; también estuvieron presentes los padres de la Reina Letizia, la abuela materna y otros familiares.

Además de esta celebración, de la que la prensa pudo obtener testimonio gráfico a las puertas de la iglesia, en este último año han sido muy pocas las ocasiones en que se ha visto en público a las hijas de los Reyes. El último acto oficial fue el desfile militar que se celebró en Madrid el 12 de octubre con motivo de la Fiesta Nacional. También estuvieron con sus padres y la Reina Sofía el 5 de abril, en la misa del Domingo de Resurrección celebrada en la catedral de Palma, una tradición que se repite cada año durante la estancia de la Familia Real en Mallorca por las vacaciones de Pascua.

Además, este verano, a comienzos de agosto, la Princesa Leonor y la infanta Sofía compartieron unos días de vacaciones en Mallorca junto a sus padres, una estancia en la que se las pudo ver visitar con sus padres el Aifos, el velero de la Armada en la que el Rey compitió en la 34ª Copa del Rey Mapfre de Vela. Y también en los jardines del Palacio de Marivent, residencia de la Familia Real en Mallorca, donde los cuatro comparecieron ante la prensa.

Más allá de estas apariciones públicas, los Reyes hacen vida "normal" de padres con sus hijas y viajan con ellas, las llevan al cine o al colegio, pero siempre alejados de las cámaras, como ocurrirá hoy con el cumpleaños de la Princesa.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.