VESTIR DE BLANCO, EL ÚNICO REQUISITO

VESTIR DE BLANCO, EL ÚNICO REQUISITO

La Cena en Blanco, un evento cada vez más extendido a nivel internacional

A la llamada Cena en Blanco se accede a través de internet. Solo hay que apuntarse a una lista de espera y si se resulta invitado se puede a su vez invitar a más amigos. El lugar de la cita es secreto hasta poco antes de la celebración.

Un picnic, amigos, un lugar agradable y un único requisito, ir vestido de blanco. Lo que un francés comenzó en 1988 para reestablecer el contacto con sus viejas amistades que vivían fuera se ha convertido en el evento del verano en multitud de ciudades de todo el mundo.

A la llamada Cena en Blanco se accede a través de internet. Solo hay que apuntarse a una lista de espera y si se resulta invitado se puede a su vez invitar a más amigos. Se cita en un punto y desde allí se va hacía el lugar secreto donde se desarrollará y cada uno aporta su comida.

"Es realmente apasionante porque hay un elemento de sorpresa, no sabemos donde estamos asistiendo, nos desplazamos a un lugar generalmente muy bonito", explica una asistente.

Espacios al aire libre que han acogido ciudades como Nueva York, Montreal, Chicago, Amsterdam o París. En España, Zaragoza o Palma de Mallorca ya han tenido su Cena en Blanco. En septiembre será el turno de Barcelona.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.