Consiste en comer el desayuno a la hora de la cena

Consiste en comer el desayuno a la hora de la cena

'Brinner': la última moda gastronómica

¿Quién no se ha apretado un tazón de cereales de leche antes de acostarse alguna vez?, ¿o ha pasado de hacerse la cena y se ha zampado una tostada con mermelada y mantequilla? Pues ahora es tendencia, amigos: bienvenidos a la moda del 'brinner'.

Gofre con frutos rojos y nata: un 'brinner' de libro.
Gofre con frutos rojos y nata: un 'brinner' de libro. | Instagram (usuario: boba_blaine)

Dicen que la cosa viene de Estados Unidos, ya que ellos son los inventores de lo de meterse entre pecho y espalda un tazón de cereales antes de irse al sobre. El caso es que, ahora, esa costumbre, publicitada ampliamente en la tele por lo de incrementar la fibra en la dieta y tal, se ha convertido en una bola de nieve. Ahora, además de cereales, los aficionados al 'brinner' (breakfast for dinner, lo habéis adivinado) se comen un donut, unos huevos Benedict o un cruasán y se quedan tan anchos. Y lo cuelgan en las redes sociales, claro.

Hace unos meses, os hablábamos del Cereal Killer Café de Londres. Pues bien, ese podría ser el 'it place' de los aficionados a esta moda: un local donde únicamente sirven cereales con leche y que está atestado a cualquier hora a la que te acerques.

Desde nuestro punto de vista, hay varias tipologías de 'brinners' que no lo parecen y que, según esta nueva moda, podrían serlo:

- El ibérico. ¿Eres de los que no perdona un desayuno a base de una rica tostada con aceite y jamón por la mañana? Pues bien, si te aprietas para cenar una tosta con los mismos ingredientes a nadie le extrañará y estarás practicando un 'brinner' de libro. ¿Qué has cambiado el café con leche por la caña de cerveza? Bueno, lo grave serías que le dieras también a la birra por la mañaña.

- El gochaco. ¿Es pasar la franja horaria de las 12 de la noche y sentir unos 'munchies' que hacen que te jales bollería industrial a saco? ¿Te preocupa porque es lo mismo que haces por la mañana? Pues, bien, eres un aficionado al 'brinner', en su versión menos sana, eso sí. Ojo, porque puede ser que tu cintura y tu colesterol estén disparados. Ambos.

- El sanote. ¿Quizá muchas noches te conformas simplemente con una pieza de fruta? Eres el lado luminoso y 'megahealthy' del 'brinner', siempre que también tengas esos mismo hábitos por la mañana. A lo mejor, eres de eso que, incluso frente a la tele y con un derby que decide a liga, cambia las patatas fritas por crudités de verdura.

- El probiótico. Yogur y pa' la cama. Eres de la legión de los bifidus, del mundillo probiótico, de los que cuidan su flora intestinal. Es posible que, más que un practicante del 'brinner', seas un poco adicto al postre lácteo por antonomasia. Te conocemos: los yogures entran en tu casa en packs familiares y cada 24 horas tienes que sacar un bolsón al contenedor de plástico.

 

 

Javier Sánchez @srjaviersanchez | Madrid | Actualizado el 23/06/2018 a las 13:12 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.