Un café con Susanna

El padre Ángel: "En las colas del hambre no son actores, sino familias y niños reales"

Desde su fundación, Mensajeros de la Paz, y su parroquia de San Antón el padre Ángel intenta ayudar a todo aquel que lo necesita. Reconoce que ahora se están registrando niveles de pobreza como los de hace 60 años y cuenta que habla a menudo con Pedro Sánchez para que "ponga los pies en la tierra".

Publicidad

El padre Ángel es el fundador de Mensajeros de la Paz, una organización solidaria que cumple ahora 60 años. A lo largo de su trayectoria ha ayudado a miles de personas y reconoce que con esta crisis económica la cifra de personas que necesitan ayuda ha subido.

"Es casi volver a empezar como hace 60 años", señala. Cuenta que nunca hubiera creído que los comedores de auxilio social tendrían que volver a España. Las personas acuden a ellos para aliviar un poco la falta de alimentos y de recursos, cuenta. Las colas del hambre van en aumento porque el perfil de los que ahora necesitan ayuda es a veces el de aquellos mismos colaboradores y voluntarios que antes ayudaban a quienes no les llega el sueldo a final de mes y lo pueden aliviar si alguien les da un poco de aceite o algo de ropa.

"El perfil de las personas que acuden a las colas del hambre es el de las que antes ayudaban"

Reconoce que desde su asociación quieren llegar donde a veces no llega el Gobierno, que es la solidaridad. "Ahora mismo están bajando las donaciones. Cada vez hay más pobres y más necesidad", mantiene. Cree que hay que tener ilusión en el futuro pero no se puede negar la realidad.

Mensajeros por la Paz ayuda también a pagar facturas a quienes no llegan. Cuando muchos reciben la paga mínima tienen que hacer equilibrios y se lo quitan de la comida. Más de 2 millones de niños están malnutridos en España. "El Gobierno lo ha reconocido, las colas del hambre no son actores sino familias y niños reales", apunta.

No cree que nadie abuse de esas colas y pide a la sociedad que no oculte esos problemas. "Hambre no es solo que la gente no tiene qué comer, hambre es no tener qué vestir, no poder pagar libros, el autobús o el poder comprar unos zapatos. Eso es una necesidad urgente que entre todos intentamos aliviar".

La soledad, un problema en auge

El padre Ángel hace hincapié en la soledad que pasan muchas personas. "Las personas mayores podemos vivir casi sin comer ni beber pero no sin alguien a quien querer o alguien que te quiera. Cuando te despides de alguien con un beso en la frente y te dicen que hace mucho que no te besa nadie a uno se le para el corazón. A veces dicen que con cariño cuando falta el pan se puede suplir el hambre pero la soledad no se suple con nada".

El padre Ángel y los políticos

El padre Ángel no ha dudado en estar siempre cerca de los políticos para poder trasladarles de primera mano la necesidad que palpa en su iglesia. Cree que a los políticos hay que quererles y decirles la verdad. Habla a menudo con el presidente del Gobierno Pedro Sánchez y le pide que ponga los pies en la tierra, "como los debemos poner todos". "A veces lo que les hemos dicho es que vayan a un comedor y vean cómo funcionan estos sitios. Cuando ven la realidad cambian en la política, aunque no siempre les dejan. A los políticos hay que animarles a que trabajen que dejen los despachos y las alfombras y salir a la calle".

E

Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

Publicidad