Mauricia fue madre de mellizos con 64 años y los Servicios Sociales no la considera apta para cuidarlos. Aseguran que se encuentra en una situación de desamparo y no la ven capacitada para cuidar a los niños. Sin embargo, los informes psiquiátricos de Mauricia determinan que no posee ninguna alteración que le prohíba ejercer como madre. Esta madre denuncia que a su casa han ido sin órdenes judiciales para llevarse a sus hijos y pide a la Fiscalía del Estado que intervenga en lo que ella considera "una injusticia".

En el caso de Maria Carmen, Servicios Sociales le acusa de ser 'inmadura', de tener poca higiene y de darle una mala alimentación a sus pequeños. Sus hijos están incluidos en las listas de adopción. Reconoce que ella y su marido tuvieron algunos problemas cuando los niños eran pequeños ya que ella tenía dos hijos de una relación anterior y eso les generaba una situación de estrés. Actualmente cuida a una mujer de 99 años y asegura que la anciana y su familia están encantados con ella. No entiende que se le considere apta para encargarse de una persona mayor y no para hacerlo de sus hijos.