Fue Sergio,su pareja, quien dio la voz de alarma de su desaparición.Cree que Dana decidió marcharse, dejando un bebé de 7 meses, harta de sufrir amenazas de un prestamista. Como prueba, la pareja ha aportado notas de voz y mensajes de Whatsapp con las amenazas. En uno de esos mensajes queda claro que la pareja de la desaparecida le había prestado dinero a alguien y este solicitaba que se le devolviera:

"Dana, mi mujer, se ha enterado de que te he dejado dinero y se quiere separar de mí. Por favor, devuélveme el dinero que te dejé para el bar o voy a tener problemas con ella, devuélveme todo lo que te di, necesito recuperar mi dinero y o me lo devuelves o me deja", señala.

La pareja de Dana no entiende que la investigación le señale. En el pasado hubo una denuncia de malos tratos de la que finalmente salió absuelto. Ha colaborado desde el primer momento con la Guardia Civil y asegura que su pareja llevaba meses "intranquila y agobiada".