El siniestro tuvo lugar en la autovía que une Sevilla con Utrera.Según los últimos datos de la investigación Reyes circulaba a una gran velocidad, aunque todavía no se ha podido determinar con exactitud, cuando perdió el control del vehículo, su coche chocó contra una barrera lateral y se reventó un neumático delantero.

El coche que conducía Reyes era un Mercedes Brabus S550. El vehículo era de alta gama: tiene 380 caballos y podía alcanzar los 250 km/h. El acabado de este vehículo lo realiza una empresa alemana dedicada a 'tunear' estos coches de alta gama.

Tal y como señala Alfonso Egea las modificaciones de estos coches tienen una cuantía similar a la del precio del propio vehículo.

Tras el impacto, el coche de Reyes se incendió y murieron él y su primo. El tercer ocupante del vehículo, también primo del futbolista, salió ardiendo del coche por su propio pie. Actualmente se encuentra en estado grave y repira con medios mecánicos.

El Mercedes Brabus S550 de José Antonio Reyes incluía detalles en la carrocería que le aportaban mayor deportividad y contaba con diversos desarrollos mecánicos extra que otorgaban al vehículo mayor potencia (hasta 550 CV) e incrementaban el coste del mismo.

Unas prestaciones aumentadas

Si bien el precio de salida del Mercedes S550 ronda los 100.000 euros con las prestaciones que trae de serie, su versión mejorada por la firma Brabus aumenta cuantiosamente el valor del vehículo. Reyes, como aficionado a los coches de lujo, contaba en su vehículo con el acabado Brabus, que le otorgaba un aire de superdeportivo a la altura de las mejores berlinas del mercado.

Las prestaciones del Mercedes Brabus S550 elevan el valor del vehículo de Mercedes en torno a 20.000 euros; de manera que el modelo que conducía Reyes nunca se situaría por debajo de los 120.000 euros, precio en el que se sitúa la versión más básica del Brabus S550. A partir de ahí, el acumulado de extras sobre el modelo Brabus puede incrementar el valor del mismo por encima incluso de los 150.000 euros.