Ante la duda con este tipo de billetes la Policía recomienda que al tocarlo se busque un tacto rugoso. Los originales tienen ese tipo de tacto, mientras que el otro es liso. Además, este tipo de billetes cuentan con una frase que dice que no son de curso legal. "Hay una marca de agua y al girar vemos las diferencias en el homograma", destaca.

La estafa se produce, sobre todo, con billetes de 5 y 10 euros ya que al tratarse de una suma moderada la gente no les suele prestar demasiada atención.