Todo comenzó como la grabación del típico vídeo gracioso: un todoterreno se hunde en un lago. "Graba, graba" dicen los testigos hasta que descubren que en el coche hay un niño y que los que van dentro no saben nadar. Comienza entonces un rescate desesperado para sacar a la familia del vehículo.

Los hechos ocurrieron en la Presa del Guaje de Jalisco, en México. Los integrantes de esta familia estaban visitando el lugar cuando la camioneta se fue al fondo de la presa. Cuando las personas que graban son conscientes de que dentro del eochce hay un niño que no sale a flote empieza el pánico.

Afortunadamente, los cámaras improvisados dejaron de grabar y entraron en el agua a rescate de la familia. Todos los integrantes del núcleo familiar fueron rescatados sanos y salvos.