CUIDADOS

El secreto de los japoneses para mantenerse delgados

¿Por qué en Asia existe un porcentaje tan bajo de población obesa? Te explicamos qué podríamos hacer como sociedad para igualarnos a los orientales en el ámbito de la salud.

Dos japonesas caminan en un mercado

Dos japonesas caminan en un mercado Pexels

Publicidad

STORIES

Estamos acostumbrados a escuchar que no existen asiáticos gordos y, aunque eso no es del todo cierto (pensemos en los luchadores de sumo), existen datos objetivos que confirman esta creencia. En este artículo de 2012 se muestra el índice de masa corporal (IMC) medio de cada continente.

Si bien no es el mejor dato para valorar si una persona tiene o no exceso de peso graso, pues no tiene en cuenta la composición corporal (por ejemplo, un deportista con buena masa muscular puede estar categorizado como obeso según el IMC, pese a tener muy poca grasa en su cuerpo), en este caso nos puede resultar útil para establecer conclusiones.

Estos son los continentes que tienen de media menos peso corporal con respecto al resto del mundo (por orden de menor a mayor):

1. Asia

2. África

3. América del Sur

4. Europa

5. Oceanía

6. América del Norte

La diferencia entre Asia y otras zonas del planeta es evidente. De hecho, un 63% de la población mundial habita en dicho continente, pero del total de la población mundial con exceso de peso, solo el 13% son asiáticos.

Y pese a que el peso no es un indicador de salud, como hemos visto en otros artículos, la realidad es que países como Japón tienen una de las esperanzas de vida más elevadas del mundo (alrededor de 82 años).

Leyes para vivir más años

En Japón hay una preocupación elevada por el cuidado de la salud. Tanto es así que el propio Gobierno se encarga de impulsar políticas y programas para el fomento de hábitos saludables.

Estos son los dos principales:

  • La ley Metabo: El objetivo de esta política es que los adultos (sobre todo, entre 40 y 75 años) se realicen una medición anual de la cintura, pues un exceso de grasa abdominal está relacionado con un mayor riesgo de enfermedad y accidente cardiovascular.

    La conciencia sobre ello es tan elevada que las empresas realizan sus propios programas para controlar la grasa en la zona abdominal y animar a la población a que realice más actividad física.

  • El porgrama Salud Japón 21: Abarca diferentes medidas y leyes para la educación en nutrición y en salud. Entre ellas, destaca la ley Shuku Iku, cuyo foco es la educación nutricional en los niños y en las escuelas, gracias al trabajo de nutricionistas, que elaboran los menús saludables y forman sobre la alimentación a los más pequeños.

    Esta medida es fundamental para conseguir una población sana a largo plazo y una buena futura calidad de vida.

Por supuesto, la genética, la presión social y los factores culturales también pueden estar involucrados en el dato. La rectitud y la autoexigencia está probablemente mucho más extendida en ciertos países de Asia que en Occidente.

En cualquier caso, es fundamental que existan hábitos saludables de ejercicio y alimentación.

¿Qué pasaría si en España existieran este tipo de leyes por la salud?

Probablemente sería complicado arrebatarnos el liderazgo en esperanza de vida. Tengamos en cuenta que el Gobierno japonés va muy por delante de nosotros, con programas que fomentan hábitos saludables desde las escuelas, pero en España tenemos unas condiciones envidiables de clima y una gran variedad de productos a nuestro alcance (alimentos que en otras zonas del mundo son un lujo para la clase media). Vivir muchos más años está a nuestro alcance.

Cuidarse no solo es importante para uno mismo, sino que además sirve de ejemplo para los niños, que absorben e imitan todo lo que hacemos. Nuestra salud y nuestra forma de vivir es educación para los más pequeños.

Novamas » Vida

Publicidad