Publicidad

Borrasca Amelie

La borrasca Amelie en el País Vasco ha alcanzado vientos de hasta 120 km/hora

El paso de la borrasca Amelie por el País Vasco ha obligado a cortar carreteras por la caída de los árboles. El fuerte viento se ha llevado volando una carpa instalada en el municipio de Bakio impactando con un edificio y varios vehículos.

En resumen
  • Sigue cerrada al tráfico la Gi-636 en Irún por la caída de numerosos árboles
  • Un barrio de Artziniega, en Álava, se ha quedado sin suministro eléctrico
  • La policía está valorando los daños ocasionados en Bakio, Vizcaya

El paso de la borrasca Amelie por el País Vasco ha obligado a interrumpir el tráfico en varias carreteras por la caída de árboles.

Durante la noche del sábado, los fuertes vientos obligaron a cortar la N-634 a la altura de Deba, la Bi-631 en Sollube, la Bi-625 en Arrigorriaga, la Gi-636 en Oiartzun y la Bi-630 en Karrantza. Esta mañana se ha reabierto la circulación en todas ellas.

Sin embargo, todavía permanece cerrada al tráfico la Gi-636 en Irún, junto a la rotonda de Osinbiribil, debido a la caída de numerosos árboles.

Numerosos incidentes

El fuerte viento ha provocado que una carpa que estaba instalada en la calle Goienkale de Bakio, en Vizcaya, haya salido volando y haya provocado daños en la fachada de un edificio y en varios coches estacionados en la zona. Durante la madrugada, se han llegado a alcanzar vientos de hasta 120 km/hora. La policía local ya está valorando los daños.

Por otro lado, Irún también ha necesitado la intervención de la Policía municipal después de que se haya desprendido parte del tejado de una vivienda de la calle Blas de Lezo.

Por último, en Artziniega, Álava, las fuertes rachas de viento han derribado un poste de luz que ha dejado sin suministro eléctrico a los vecinos de la zona de Axpe.

Publicidad