Ciberataques

EEUU sancionará a quien pague el rescate tras sufrir ciberataques como el del Canal de Isabel II

La secretaria del Tesoro estadounidense señala que "los ciberataques de 'ransomware' están afectando a empresas grandes y pequeñas y suponen una amenaza directa para la economía"

EEUU sancionará a quien pague el rescate tras sufrir ciberataques como el del Canal de Isabel II

Publicidad

La Red de Ejecución de Delitos Financieros del Tesoro (FinCEN) de Estados Unidos ha anunciado que, a partir de ahora, "proporcionará información sobre el papel de los intermediarios financieros en los pagos, las tendencias y tipologías de ransomware y las señales de alerta financieras relacionadas", según recoge 'Voz Pópuli'. Esta medida tiene el objetivo de combatir los ciberataques, y más concretamente los de tipo ransomware, que han aumentado a lo largo de los últimos meses.

El último ejemplo que se dio en España fue el ciberataque contra la empresa de servicios avanzados de gestión de clientes GSS, filial de Grupo Covisian, que provocó la semana pasada la interrupción del servicio del teléfono de atención al cliente del Canal Isabel II.

Ante esta nueva oleadas de ciberataques, el Tesoro norteamericano ha anunciado por su parte que la Oficina de Terrorismo e Inteligencia Financiera de dicho organismo "podrá sancionar a las personas involucradas en la facilitación de pagos de ransomware".

El propio Tesoro comunicó el pasado martes sanciones contra SUEX, una plataforma de intercambio de criptomonedas que, según las autoridades norteamericanas, se ha transformado en un vehículo clave en el intercambio de dinero para piratas informáticos.

El Gobierno estadounidense cree que más del 40% de las transacciones conocidas de SUEX "están asociadas con actores ilícitos". Estima que combatir este tipo de portales puede ser "clave" a la hora de reducir el margen de maniobra ante los ataques de ramsomware, en los que los hackers exigen dinero a cambio de liberar un sistema informático.

Ataque al Canal Isabel II

El pasado sábado 21 de septiembre un ciberataque interrumpió el servicio del teléfono de atención al cliente del Canal Isabel II, cuyos datos no se vieron afectados.

Covisian, que también da servicio a otras empresas como Vodafone (que no se vio afectada), confirmó que el incidente se produjo el pasado 18 de septiembre y que se trataba de un ransomware Conti, cuyo objetivo principal es la encriptación de la información.

La empresa aseguró que siguió el protocolo de seguridad y ningún cliente se ha visto afectado "desde el punto de vista de la protección de datos" y "no hay evidencia de fuga de ningún dato personal".

Publicidad