QUERÍA DEMOSTRAR QUE SE PUEDE NAVEGAR SIN DEJAR RASTRO

QUERÍA DEMOSTRAR QUE SE PUEDE NAVEGAR SIN DEJAR RASTRO

Un artista crea documentos legales para una identidad falsa gracias a internet

Curtis Wallen ha creado una nueva identidad falsa aunque totalmente legal a través de varias fotografías, creando una imagen nueva y que no corresponde a nadie. Su objetivo era demostrar que se puede navegar por la red esquivando los múltiples controles de empresas privadas y organismos públicos.

El artsita creó la nueva imagen a través de unir cinco fotografías con Photoshop
El artsita creó la nueva imagen a través de unir cinco fotografías con Photoshop | experiensense

Inspirado por los planteamientos del ciberactivista Aaron Swart, el artista neoyorquino Curtis Wallen, ha creado una nueva identidad falsa aunque totalmente legal. El artsita ha utilizado la red Tor, que permite navegar por páginas de forma completamente anónima y que dan acceso a todo lo que puedas imaginar, desde sustancias prohibidas, medicamentos fuera de circulación o, incluso, asesinos a sueldo para saldar cuentas pendientes de la forma más expeditiva.

De esta forma Wallen se propuso explorar la red y comprobó hasta dónde podía llegar sin desvelar su identidad y comprobar así si es posible navegar por la red sin dejar ningún tipo de rastro. El resultado es una identidad nueva con el nombre de Aaron G. Brown.

El creador de esta nueva identidad relata en su blog 'Experiensense', los pasos para llevar a cabo su proyecto. Wallen compró un ordenador de segunda mano, limpió el disco duro e instaló el sistema operativo Ubuntu para navegar utilizando exclusivamente la red Tor. Además, estableció un sistema de cifrado con el objetivo de no dejar rastro alguno y adquirió algunos Bitcoins que le permitieran comprar de forma anónima.

Asimismo creó su imagen digital a través de varias fotografías del rostro de sus compañeros de piso, su novia y él mismo y, utilizando Photoshop, creó la imagen de una nueva persona.

Con el objetivo de demostrar que se puede navegar por la red esquivando los múltiples controles de empresas privadas y organismos públicos, Wallen consiguió para Brown un permiso de conducir del estado de Ohio, una licencia para manejar barcos e incluso le contrató un seguro en una de las firmas más famosas del país, State Farm.

Ahora, este artista neoyorquino ha habilitado un servidor proxy para que cualquier persona pueda navegar haciéndose pasar por Aaron Brown y asumir su personalidad a través de su cuenta de Twitter. Wallen pretende además reunir todo el material que los internautas atribuyan a Brown y exhibirlo en una galería.

Antena3.com | Madrid | 22/01/2014

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.