Un agente de la Guardia Urbana ha matado a tiros a una perra en Barcelona. Los hechos han sucedido en los jardines de Mossèn Cinto Verdaguer, en Montjuïc. Según la Guardia Urbana recibieron una llamada a medianoche de una vecina que les advertía de que "una jauría de perros" estaba atacando a sus amigos.

Los agentes se dirigieron hasta el lugar donde se encontraron un chico sangrando con una herida en la pierna y dos perros, potencialmente peligrosos sueltos. Según la Urbana, intentaron reducir a los perros pero los perros mordieron a los agentes por lo que abatieron a uno de ellos.

Según la versión de la dueña, su exmarido salió con los peros a pasar cuando se encontraron con un grupo de jóvenes haciendo 'botellón'. La dueña explica que en un primer momento no había ningún problema con los perros pero después les comenzaron a molestar y les echaron.

Los jóvenes se fueron del lugar saltando la valla por lo que hicieron bastante ruido. Los perros fueron hacia allí, cuando llegó el exmarido escuchó varios tiros y vio que faltaba una perra.

La mujer asegura que los agentes le dijeron que se habría escondido o escapado. La mujer Buscó a su perra hasta las 8.30 de la mañana que se lo notificó un sargento de la Guardia Urbana. Ahora pide responsabilidades por la falta de información.