Volcán La Palma

Qué es el 'malpaís' que deja la lava en La Palma y por qué no se podrá utilizar el terreno

Cuando el volcán de La Palma se detenga y las coladas de lava se solidifiquen el paisaje quedará totalmente cambiado, invadido por un terreno que los canarios llaman 'malpaís'.

En resumen

Publicidad

Una de las consecuencias más preocupantes en el volcán de La Palma es que la lava va a dejar inutilizables los terrenos durante décadas o incluso siglos. Es lo que se conoce como 'malpaís'.

Se trata de un terreno impracticable, árido y estéril. Esa capa superior de la colada de lava es la que antes se enfría y se convierte en una costra que aísla el resto de la lava, y hace que siga caliente durante meses, incluso años, dependiendo de la altura que haya alcanzado.

Cuando se enfríe, será roca, muy dura. Por debajo de ella, quedarán los almagres, el suelo actual, sepultado, y cocido por ese calor de 1.000 grados al que baja la lava. Toda la vida que había en esa tierra desaparece tras la erupción de Cumbre Vieja. Según los geólogos, es imposible o carísimo volver a cultivar o a construir en esta zona.

¿De dónde proviene el término?

La Real Academia Española define el término como "campo de lava reciente, con una superficie tortuosa, estéril y árida". Mientras, el Instituto Geográfico Nacional (IGN) lo describe de manera más específica y clasifica las coladas de lava en dos: 'malpaís', de aspecto escoriáceo y 'pahoehoe', lavas fluidas que dan lugar a lavas cordadas.

El Diccionario Histórico del Español en Canarias asegura que el término "se creó en Canarias sobre una palabra de origen francés, 'pays', apenas usada en el español medieval, y presenta una frecuencia de uso bastante significativa desde finales del siglo xv en textos castellanos escritos en Canarias y en América". Desde las Islas Canarias el término saltó a América, en donde se usa para describir los mismo paisajes. Es conocido el el Monumento Nacional El Malpaís y el Carrizozo Mapís, ambos en Nuevo México, Estados Unidos.

Publicidad