97.002500

Publicidad

Coronavirus

El problema medioambiental de las mascarillas: la lucha contra el coronavirus genera cientos de toneladas de residuos de plástico

Las mascarillas, que ahora utilizamos a diario, se han convertido en un problema medioambiental. Los ecologistas denuncian la contaminación de los mares. Y la realidad es que también es fácil verlas tiradas por la calle o en cualquier papelera.

Es importante reciclar las mascarillas que usamos para protegerse del coronavirus. Y también el plástico. Porque la crisis del coronavirus ha hecho que volvamos utilizar demasiados productos de "usar y tirar". Y eso está generando cada mes cientos de toneladas de desechos de plástico.

De usar y tirar

Luchan cada día contra el coronavirus y para hacerlo necesitan mascarillas, guantes, gafas, pantallas protectoras. Una vez usadas se convierten en toneladas de plástico que no se puede reciclar y se incineran en plantas como esta.

Durante los primeros meses de pandemia del coronavirus estos desechos sanitarios crecieron hasta un 350% en ciudades como Madrid o Barcelona. Pero fuera de los hospitales también se ha multiplicado nuestro consumo de plástico.

En muchas tiendas tenemos que ponernos guantes para comprar y preferimos utilizar bolsas de plástico para evitar que las de tela entren en contacto con el coronavirus. Muchas de las cosas que nos ayudan a reducir los contagios son de plástico, y la mayoría, ya lo ven, de usar y tirar.

Todo esto acaba aquí, en los contenedores amarillos. Durante la pandemia de coronavirus han crecido esta clase de residuos el 15%. Pero ¿qué hacemos con las mascarillas?. La mayoría de los usuarios no saben dónde acaban o dónde tienen que depositarlas.

Tienen que ir al contenedor de restos. Y es algo muy importante, porque solo en España, en un mes, utilizamos más de 700 millones de mascarillas. Si no las eliminamos correctamente, la mayoría acabarán así, contaminando los mares.

Publicidad