La ola de calor comienza a afectar a gran parte de la península y las Baleares. Estas temperaturas extremas han hecho que se active la alerta (naranja o amarilla) en once comunidades por temperaturas altas, con especial incidencia en Aragón, Navarra y País Vasco donde los termómetros alcanzarán 39 grados o más.

Aragón tiene aviso naranja (riesgo importante) en la provincia de Zaragoza por valores que alcanzarán los 39 grados en las Cinco Villas y en la Ibérica zaragozana. En Huesca y Teruel la alerta amarilla (riesgo) dejará máximas entre los 36 y 38 grados.

El País Vasco ha activado la alerta naranja en las provincias de Vizcaya y Guipúzcoa donde los termómetros alcanzarán los 38 grados; en Álava hay aviso amarillo por temperaturas máximas de 38 grados.

La Comunidad Foral de Navarra, también en alerta naranja, registrará este miércoles valores entre los 37 y 39 grados en puntos de la Ribera del Ebro, en la vertiente cantábrica y en la zona centro.

Galicia se libra de la ola de calor

Asturias, Cantabria y Galicia se libran de la ola de calor este miércoles.

La Aemet avisa de que con la alerta naranja existe un riesgo meteorológico importante, fenómenos meteorológicos no habituales y cierto grado de peligro para las actividades usuales, y con la amarilla no hay riesgo meteorológico para la población en general, aunque sí para actividades concretas.