Pasteles de sémola con naranja

Publicidad

Twitter

El misterio de los pastelitos 'momificados' después de ocho años guardados en la caja

¿Te tomarías un pastelito caducado? Esa es la pregunta que se formuló el científico Colin Purrington antes de consumir unos dulces caducados desde el año 2012. Tras comprobar que no había sido buena idea, quiso analizar el estado de descomposición del alimento y descubrió algo sorprendente.

La ingesta de comida caducada puede resultar perjudicial para la salud y provocar numerosos dolores como el abdominal. Esto es lo que ha querido demostrar el científico Colin Purrington. A través de sus redes sociales ha hecho público su descubrimiento para el que ha necesitado dos cajas de unos pastelitos; una en buen estado y otra caducada desde hacía 8 años.

Twinkies caducados vs twinkies en buen estado

Los 'Twinkies' son dulces elaborados con una masa esponjosa rellena de nata y una base de mantequilla. Colin Purrington encontró una de estas cajas con varios de estos bizcochos en su casa. Antes de consumir uno de los pasteles, el científico comprobó la fecha de caducidad que se remontaba al 2012. Aún así decidió probar un trozo porque pensaba que estos dulces no eran perecederos.

Su reacción no tardó en llegar, vomitó lo que había comido: "Sabía como una trufa podrida. Me atraganté". En el mismo envasado comprobó que otro de los pasteles contenía una mancha de color negro, prefirió no seguir probando pero hizo algo más interesante, lo mandó a analizar.

Un grupo de investigadores se encargó de examinar detalladamente los restos de los alimentos a partir de unas pequeñas muestras obtenidas y el resultado fue esclarecedor. Los 'Twinkies' en peor estado de conservación presentaban un aspecto 'momificado' provocado por el moho, el hongo que lo infectó, mientras que el resto, que tenían una mancha de color marrón estaban iniciando un proceso de descomposición.

Publicidad