En Madrid todo preparado ya para la manifestación del Orgullo LGTBI que recorrerá durante la tarde de este sábado las calles de la capital. Se espen medio millón de visitantes que dejarán en la capital más de 100 millones de euros, unos 500 por persona de media.

Para evitar que la situación se descontrole hay un dispositivo de 1.600 agentes que patrullarán las calles. Pondrán especial atención a los robos. Además se han instalado casetas de hospitales de campaña donde varios equipos de sanitarios atenderán todas las incidencias que se produzcan.

"Estamos cerrando estos días en torno a las 5 de la mañana pero hoy y mañana se espera que no nos vayamos hasta las 8 por la cantidad de gente que hay en la calle", explican desde el SAMUR.

La manifestación comenzará este sábado a las seis y media de la tarde en la madrileña glorieta de Emperador Carlos V y recorrerá el paseo del Prado para finalizar en la plaza de Colón. Inmediatamente después de la salida y siguiendo el mismo recorrido comenzará el desfile de las 43 carrozas que transcurrirá entre un vallado de seguridad.

Para garantizar la seguridad, la Policía Nacional desplegará unos 1.000 agentes de unidades como la de Intervención Policial (antidisturbios), Prevención y Reacción (UPR), GEO, guías caninos o subsuelo.