Los vecinos de Tafalla, Navarra, salieron a primera hora de la noche para comenzar las labores de limpieza, después de que el río Cidacos causara un sinfín de daños materiales y convirtiera en un barrizal este municipio navarro. "Esto es un desastre, pero total", comenta uno de los vecinos a Antena 3 Noticias.

Los afectados miraban con incredulidad lo que les estaba ocurriendo: "No recuerdo otra cosa igual", dice otra vecina. Casas completamente destrozadas, negocios anegados por el barro y coches amontonados, esta es la situación en la que se encuentra la localidad navarra.

"Nuestro local está bastante devastado, no podemos recuperar nada", lamenta la dueña de un establecimiento de pedicura.

Las pérdidas son millonarias y, según se prevé, la reparación de los daños causados van a requerir una complicada labor. Por ello, el Ayuntamiento de Tafalla ha solicitado la declaración de zona catastrófica.

Protección Civil ya ha informado de que la fase de alerta ya ha bajado, y ha dado luz verde a los vecinos para que comiencen a recuperar, de manera progresiva, la normalidad en sus vidas.