Un hombre armado con un cuchillo y amotinado en una cafetería de A Coruña fue detenido por la Policía Nacional tras sembrar el pánico en la ciudad gallega.

Los agentes de la Policía Nacional tuvieron incluso que efectuar disparos al aire y usar escudos antidisturbios para reducir al hombre, que iba armado con un cuchillo de grandes dimensiones y que estaba en estado de alteración total.

Al parecer todo comenzó cuando el hombre estaba en un local del que fue expulsado por hablar demasiado alto. Fue entonces cuando se dirigió a la cafetería donde tuvieron lugar los hechos.

Allí, según recogen medios locales, una vez que logró situarse tras la barra comenzó a lanzar objetos y botellas contra las cristaleras del local.

Ante la situación, la Policía pidió refuerzos y una vez que iban ataviados con escudos usados por los antidisturbios efectuaron un disparo al aire con una pistola de fogueo con el objetivo de intimidar al hombre.

Así fue como consiguieron acceder al local. Una vez allí, cinco agentes sacaron al hombre sujetándolo por piernas y brazos y lo trasladaron a la comisaría.