Publicidad

Jacqueline Sauvage, ¿víctima o culpable?

La interpretación del concepto de legítima defensa desembocó en una condena a 10 años de cárcel para Jacqueline Sauvage

El caso del juicio de Jacqueline Sauvage fue controvertido y provocó un cambio legislativo en Francia. La incongruencia, ¿obligaba a cambiar la ley?

El juicio y la sentencia impuesta a Jacqueline Sauvage en Francia, tras matar por la espalda a su marido y maltratador justo cuando no le estaba agrediendo, generó un sinfín de protestas y de argumentos judiciales a favor de la decisión y en contra.

Si el juicio fue justo y la sentencia fue justa y ajustada a derecho, quizá entonces lo que se planteaba mucha gente, que no comprendía cómo Jacqueline Sauvage tenía que acabar entre rejas, es un cambio de la ley.

En el juicio del caso no se tuvo en cuenta el concepto de 'legítima defensa', algo que desembocó en una sentencia polémica. Según Beatriz de Vicente, criminóloga, "el concepto de la 'legítima defensa' clásica hay que entenderlo en tres supuestos: la falta de provocación, la agresión inminente o la proporción en el medio de defensa. Si vemos la legítima defensa clásica no la vemos en el caso de Jacqueline Sauvage". Una premisa que pone en duda la juez María Tardón que opina que se podría considerar la legítima defensa en un caso como el vivido por Jacqueline Sauvage desde la interpretación de que, desde la perspectiva de género, "las agresiones de este tipo son cíclicas, se ha sentado a tomar un whisky y volverá. Hay un peligro inminente porque está en un descanso de la agresión y volverá".

"Hay un peligro inminente porque está en un descanso de la agresión y volverá"

María Tardón (juez)

Esta supuesta interpretación la pone en duda la criminóloga Beatriz de Vicente que considera que "a cualquier juez que le llegue un caso similar en el que se le diga al jurado que se han pegado tres tiros por la espalda en legítima defensa y no se puede alegar legítima defensa", argumenta.

Polémico indulto a Jacqueline Sauvage

Durante casi la tercera parte de su vida padeció insultos, palizas y violaciones. Agresiones continuas hacia ella y sus hijos. Su marido, maltratador, convirtió su vida en un infiero. El infierno acabó tras tres tiros que descerrajó a su marido, unos tiros por la espalda que acabaron con su pesadilla de malos tratos.

"Me acerque y disparé, dispare... disparé cerrando los ojos, solo dudé en el tercer tiro", relataba Jacqueline Sauvage durante el juicio. Un primer tribunal la condenó a 10 años de cárcel y un segundo tribunal corroboró la sentencia. Solo pudo salir de la cárcel tras un indulto del ex presidente de República Francesa, Françoise Hollande. Un indulto que también se ha cuestionado mucho por algunas voces de expertos. "El indulto significa que a partir de ahora se puede decidir individualmente si una persona puede acabar con la vida de otra", argumenta. Philippe Bilger, ex fiscal general de Francia.

Antena 3 Noticias emite una película sobre la vida de Jacqueline Sauvage y un programa especial analizando la polémica sentencia que le condenó a 10 años de cárcel. Si quieres dejar tu opinión, puedes hacerlo aquí en esta encuesta: 'Jacqueline Sauvage, ¿víctima o culpable?.

Publicidad