La polémica está servida. El sindicato UGT ha presentado una denuncia contra el responsable del Consorcio de Museos en relación al grafiti gigante que autorizaron pintar en un convento del siglo XIII en el Centro del Carmen de Valencia.

La pintura ha sido realizada por los artistas Pichiavo y el Consorcio lo ha calificado como una obra de ‘cultura contemporánea’. Sin embargo, según consta en la denuncia interpuesta, la UGT considera que el grafiti ha ‘deslucido’ el patio. Sin embargo, esta obra, que aseguran que es de carácter temporal y reversible, será retirada después del 19 de marzo.

Los propios autores mostraban en un vídeo en Twitter cómo lo realizaron, desencadenando una oleada de comentarios en las que los ciudadanos valencianos manifiestan su descontento con la Generalitat por autorizar dichas pintadas.

 

Te podría interesar...

Alejandro Sanz saca su vena artística en un increíble 'grafiti quimioluminiscente'

El gasto anual de Renfe en limpieza de grafitis equivale a la compra de tres trenes de Cercanías

Un conductor de Metro de Madrid ahuyenta con un extintor a unos jóvenes que pintaban un grafiti en el vagón