Situación comprometida para los servicios de seguridad en la discoteca Shoko de Barcelona. Un individuo llegó a disparar su arma cuando intentaban reducirlo.

Los agentes de la conocida discoteca del paseo marítimo negaron la entrada a dos individuos al parecerles "que su comportamiento no era el adecuado para con el resto de usuarios", según un comunicado del local. Se marcharon, pero volvieron alrededor de las cuatro de la madrugada en un "estado enervado". Intentaron reducirlos, pero uno de ellos se escapa y saca una pistola. Mientras controlan al individuo y la trayectoria del arma, según la versión de la discoteca, se produce el disparo.

En las imágenes se ve la pelea entre los individuos y los servicios de seguridad.