Crimen de Alcàsser

El cráneo encontrado en la costa de Irlanda no pertenece a Antonio Anglés

La Policía irlandesa descarta que los restos óseos hallados en la bahía de Dublín fueran los de Anglés tras haberles realizado una prueba de ADN

Activan la búsqueda internacional de Antonio Anglés, el principal sospechoso del triple crimen de Alcàsser

EFE Activan la búsqueda internacional de Antonio Anglés, el principal sospechoso del triple crimen de Alcàsser

Publicidad

El paradero de Antonio Anglés continúa siendo una incógnita después de que la policía irlandesa haya descartado, este martes, que un cráneo hallado en la costa de ese país en 2006 sea el del prófugo español y principal sospechoso del triple crimen de Alcàsser.

Así ha explicado el criminólogo y presidente de la Asociación Laxshmi para la Lucha contra el Crimen, Félix Ríos, que ejerce una de las acusaciones populares en esta causa.

En declaraciones recogidas por la agencia EFE, Ríos ha indicado que la notificación, por parte de la policía irlandesa, se ha producido directamente a Laxshmi, puesto que en el Juzgado de Instrucción número 6 de Alzira, el órgano que dirige la investigación sobre el paradero de Antonio Anglés, no se ha tramitado ninguna diligencia en relación a este hallazgo.

Características antropológicas del cráneo

El cráneo fue encontrado en las costas de Lambay, una pequeña isla frente a Dublín, que era el destino del carguero City of Plymouth, donde supuestamente se perdió el rastro a Anglés. Nunca se ha sabido con certeza que el prófugo se embarcase de polizón en ese barco, pero tanto la policía española como la irlandesa lo han considerado siempre como un escenario muy probable.

Si bien hace algunos meses que esta misma acusación popular había concluido que las características antropológicas del cráneo ya descartaban que fuese de Antonio Anglés, ahora indican que estas evidencias se han tornado irrefutables, al haberse descartado también por las pruebas de ADN llevadas a cabo por la policía científica irlandesa.

De Alcàsser a Dublín

Un reciente informe pericial presentado al juzgado por los criminólogos de la Asociación Laxshmi traza con detalle la huida de Anglés entre el 27 de enero de 1993 desde su domicilio, su paso por varias localidades de la provincia de Valencia y Castilla-La Mancha y su llegada a Lisboa, donde embarcó en el mercante City of Plymouth rumbo a Dublín.

Dicha asociación considera, también, que Antonio Anglés contó con la ayuda de alguien para saltar del barco y llegar a las costas irlandesas, y que podría seguir vivo. Al no haberse encontrado nunca su cuerpo, ni la Policía Nacional ni la Guardia Civil han dado nunca el caso por cerrado.

Publicidad