Un profesor de Jerez de la Frontera ha sido denunciado por los padres de un menor de 12 años con autismo por atarle una silla y a sellarle la boca con cinta adhesiva. Los padres denunciaron los hechos ante el Juzgado de Instrucción número 5 de Jerez de la Frontera (Cádiz), que ha abierto una investigación, y comunicaron los hechos, ocurridos hace varios meses, a la Inspección de la Delegación en Cádiz de la Consejería de Educación y Deporte.

El diario El Español ha tenido acceso al relato de tres compañeros de clase del menor, que fueron testigos de las vejaciones. "El año pasado lo ató a una silla. Él interrumpió y (el profesor) dijo que la próxima vez que lo hiciera lo ataba. Lo ató con una cuerda y cinta adhesiva en la boca. En la silla estaba llorando. Cuando se calmó, lo soltó. Estaba con un poco de miedo", relatan los menores.

El centro, María Auxiliadora de Jerez de la Frontera (Cádiz), ha cambiado de grupo al profesor para que no esté en contacto con este alumno. La dirección del colegio ha comunicado a los padres que "no se puede adoptar ninguna sanción" contra el profesor ya que han pasado más de seis meses desde que se produjeron los hechos.

La denuncia fue puesta por los padres en marzo, después de enterarse de la situación a través de otras madres de la clase y de los propios compañeros del menor, con una discapacidad del 41 por ciento y con autismo. La madre señala en su denuncia que "en alguna ocasión" el profesor había inmovilizado a su hijo en una silla "atándolo con una cuerda" e incluso llegando a "sellarle la boca con cinta adhesiva".

Los padres trasladaron al centro una valoración psiquiátrica realizada el pasado 21 de febrero en la que se señala que el menor padece un "trastorno de ansiedad generalizado". Educación ha señalado que hará un seguimiento de la situación, aunque, al ser un centro concertado, la Consejería no puede sancionar al profesor si finalmente las vejaciones e insultos se demuestran.