Un rebaño de 600 ovejas vuelve a pastar en la Casa de Campo, ha informado el Ayuntamiento de Madrid en un comunicado, en el que destacan que las ovejas contribuirán a la limpieza de los pastos y a la la regeneración del suelo.

Además este rebaño de ovejas de una raza en peligro de extinción (Rubia del Molar) servirá como recurso educativo y cultural para acercar la naturaleza a la ciudadanía.

Acompañado por un pastor, el rebaño servirá para prevenir incendios de forma natural. Quedará guarecido en los rediles durante la noche y durante el día estará vigilado para impedir su acceso a zonas de regeneración forestal y conseguir una rotación de las ovejas por las partes pastoreables del parque forestal, cuya superficie estimada es de 954 hectáreas.

Para beber el rebaño utilizará seis abrevaderos del parque fijados por Ayuntamiento.