Plátanos infectados de SIDA con una jeringa... pintalabios cancerígenos... camas con forma de pirámide que curan la esclerosis múltiple. Incluso testimonios respaldándolo: "Mi mujer se curó con el efecto de la pirámide". Todos son mentira, bulos peligrosos.

Las falacias sobre salud son las más difundidas en Internet, en las redes sociales. Los más peligrosos, son los que llegan a través en círculos de confianza, como la plataforma Whatsapp. Cadenas con información falsa sobre productos cancerígenos en un supermercado: Ni la fruta de la Huaya ni el agua con limón curan el cáncer.

Los médicos alertan del riesgo de estos mensajes. Consulte a su médico, crea en las fuentes oficiales y desconfíe de métodos milagrosos.