22.997167

Publicidad

Coronavirus

El abandono a los mayores durante el confinamiento dispara el número de padres que quieren desheredar a sus hijos

La pandemia de coronavirus y los meses de confinamiento en España han multiplicado este año el número de padres que quiere iniciar los trámites para desheredar a sus hijos.

La cifra de padres que quiere desheredar a sus hijos ha crecido en España este último año tras los meses de confinamiento. No es un fenómeno común en nuestro país, pero los mayores alegan los malos cuidados y la desatención de sus progenitores.

El proceso judicial para desheredar a un hijo en España es complicado y debe realizarse a través del testamento, tan solo el 18% de los padres que lo inician consiguen acabar los trámites. Las causas tienen que presentarse ante un juez y entre las más recurrentes destacan la negación del alimento por parte del heredero forzoso, la calumnia, las vejaciones y el maltrato físico o de palabra.

El caso de Vicente

Acumafu, la asociación cultural de mayores de Fuenlabrada, afirma que frente a los 258 padres que consultaron su gabinete jurídico para desheredar a sus hijos en 2019, desde la pandemia del coronavirus ya han acudido 1.134. "No tienen el apoyo de los más cercanos y ha llegado la gota que ha colmado el vaso y han decidido consultar y desheredar", afirma Marcelo Cornellá, presidente de Acumafu.

Entre esos 1.000 casos está el de Vicente, uno de nuestros mayores que ha decidido desheredar a su hijo: "No he recibido nada de él, nada bueno, ha pasado de mi totalmente". Desde el fallo del Tribunal Supremo de 2014, el abandono emocional de los padres por parte de sus hijos forma parte del maltrato psicológico y es causa justa para desheredar a los descendientes. "No dejarle, si es posible, ni una chapa", sentencia Vicente.

Publicidad