Al menos una veintena de menores avilesinas se han visto involucradas en un escándalo relacionado con la difusión de fotografías íntimas a través de Whatsapp. El archivo enviado al resto de teléfonos móvil contiene imágenes en el que se muestra a las menores semidesnudas.

Las imágenes habrían sido compartidas por las menores a otros chicos de su edad a través de conversaciones privadas. Una vez salido de ese ámbito, las imágenes de las diferentes víctimas se apilaron en un archivo, que rápidamente comenzó a difundirse entre los usuarios implicados.

Algunas de ella se lo comunicaron a sus familias, que acudieron a la comisaría de la Policía Nacional a denunciar lo que estaba sucediendo.

Los centros educativos afectados por la difusión de las imágenes son el colegio Santo Ángel y el Instituto Número 5, ambos ubicados en el concejo asturiano de Avilés. Las víctimas son, en su mayoría, adolescentes que rondan entre los 13 y 14 años de edad; aunque afecta también a chicas más mayores -siempre menores- que habrían sido engañadas para proporcionar imágenes íntimas suyas, que luego se difundirían, sin su consentimiento, al resto de personas.

Los progenitores de las menores implicadas están alarmadas por la gran cantidad de niñas afectadas, y por el hecho de que las jóvenes hayan accedido sin ningún problema a compartir imágenes íntimas suyas.

Te puede interesar:

El Código Penal castiga con cárcel la divulgación de imágenes íntimas sin consentimiento

Detienen a dos menores por abusar sexualmente de una adolescente y difundir imágenes suyas de alto contenido sexual