Viruela del mono

Viruela del mono: ¿Cómo se contagia y qué síntomas presenta?

Vuelven a saltar las alarmas con la viruela del mono después de la confirmación de la muerte de dos hombres en España por culpa de esta infección. Este nuevo brote de viruela está provocando las primeras evoluciones de la enfermedad, encontrado nuevos síntomas y nuevas formas de contagio.

En resumen

Publicidad

La viruela del mono vuelve a estar en el punto de mira después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarase la enfermedad como una emergencia de salud pública internacional de "carácter preocupante". A nivel general, la enfermedad es leve. De los 4.298 casos detectados en España, solo un 2,8% han requerido de atención hospitalaria aunque se puede complicar. Y es que en los últimos días, el virus ya ha sumado dos muertes en España: dos hombres jóvenes con una encefalitis causada por la infección.

La Organización Mundial de la Salud (ONU) avisa de que es posible contraer el virus al entrar en contacto físico con una mascota o un animal salvaje que esté infectado. Además, recalcan que "cualquier alimento que contenga carne o partes de animales debe cocerse, especialmente en los países donde la viruela de mono es endémica".

Principales formas de contagio

La principal forma de contagio de la viruela del mono es mediante el contacto directo de la piel con los fluidos corporales que están infectados, como por ejemplo al compartir la cama, vestimenta, toallas, etc. También se puede propagar a través de las gotas respiratorias grandes aunque es mucho más difícil esta forma de contagio que la de otras enfermedades como el Covid-19.

Cuando la persona desarrolla los primeros síntomas ya puede infectar al resto hasta que la piel se cura por completo y desaparecen las erupciones cutáneas.

Cualquiera que esté en contacto cercano, incluyendo el contacto sexual con un contagiado puede contraer la enfermedad. Las mujeres embarazadas, los niños y las personas con enfermedades o afecciones de la piel pueden correr un mayor riesgo de sufrir una enfermedad grave. La ONU advierte de que "el virus puede además transmitirse de una mujer embarazada al feto a través de la placenta, o mediante el contacto de un padre infectado con el niño durante o después del parto a través del contacto de piel con piel". Lo que todavía no está claro es si las personas asintomáticas pueden transmitir la enfermedad.

Los nuevos síntomas de la viruela

El síntoma más común y visible de la viruela del mono es el aspecto de la piel con sarpullidos y las manchas que cambian con el tiempo. Cuando aparecen estas erupciones por primera vez, su aspecto es de mancha plana, pero con el paso de los días pueden transformarse en bultos elevados o ampollas de heridas blancas o amarillas llenas de pus. A medida que la viruela se ha ido expandiendo, sus síntomas también han ido evolucionando y variando, puesto que en el brote actual estas lesiones cutáneas se pueden presentar posteriormente y no sigue un mismo patrón en todos los casos. Algunos de los signos que se pueden identificar previamente a estas erupciones son la fiebre, los ganglios linfáticos inflamados, dolores de cabeza, tos o dolor de garganta.

En estas últimas semanas han surgido nuevos síntomas de la viruela del mono que se identifican generalmente en hombres de media edad. Algunos de estos síntomas son: dolor rectal, lesiones en los genitales y la zona perianal o de amígdalas.

Si se cree haber tenido contacto con algún positivo de viruela debe consultar con su personal de atención médica lo antes posible. Los pacientes se recuperan pasadas las dos semanas y hasta las cuatro semanas incluso sin medicamentos, aunque existen tratamientos antivirales y vacunas.

Los autores de los estudios que certifican esta evolución en los síntomas señalan que las lesiones y la inflamación de las amígdalas no se conocían previamente como características de la infección y que podrían confundirse con otras enfermedades.

Publicidad