Mascotas

Los perros y gatos domésticos pueden contagiarse de covid si su dueño está infectado, según un estudio

Los propietarios pueden contagiar a sus perros o gatos pero no a la inversa. Sin embargo, se considera un riesgo insignificante para la salud pública.

Fotografía de un perro y un gato.

Publicidad

Una de las preguntas que más nos hemos hecho a lo largo de la pandemia es si nuestras mascotas podrían estar expuestas al contagio por covid. Sin embargo, nunca se ha encontrado una respuesta clara, a pesar de que han surgido casos de contagios entre nuestros fieles amigos.

Según una investigación realizada en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas , es común que los perros y los gastos que habitan con su dueño, el cual padece la enfermedad, pueden contraerla, y en mayor medida en el caso del los gatos que duermen con sus dueños. Los casos de propietarios que contagian a sus perros o gatos ya han sido documentados, y sin embargo, se considera un riesgo insignificante para la salud pública.

A pesar de ello, es imprescindible conocer el riesgo de esta infección en nuestros animales, ya que a medida que avanza la vacunación y se aplican medidas para reducir la transmisión, todo foco debe ser controlado y conocido.

La doctora Els Broens junto a compañeros de la Universidad de Utrecht, en Países Bajos, han estudiado en profundidad los gatos y perros de personas que habían contraído COVID-19. De la mano de una clínica veterinaria móvil que ha ido visitando hogares de estos propietarios, se tomaron hisopos orofaríngeos, rectales y muestras de sangre de los animales.

La suma de perros analizados ha sido de 156 y 154 gatos en un total de 196 hogares. 7 perros y 6 gatos (4,2%) dieron positivo en la prueba PCR y 31 gatos y 23 perros (17,4%) dieron positivo en anticuerpos. Los hisopos que se utilizaron en las PCR, proporcionan pruebas de la infección actual y las pruebas de anticuerpos informan de pruebas de la infección pasada.

De los 13 propietarios cuyas mascotas dieron positivo en PCR, 11 aceptaron que se sometieran a una segunda prueba entre 1 y 3 semanas tras la primera, y las 11 mascotas dieron positivo en anticuerpos, confirmando que habían pasado la COVID-19. Sin embargo, 3 gatos continuaban dando positivo en la prueba PCR, por lo que se sometieron a una tercera prueba. Al final todos los animales eliminaron la infección y se convirtieron en negativos a la prueba PCR.

También 8 gatos y perros que habitaban en el mismo hogar que las mascotas contagiadas fueron analizados en una segunda ronda del comprobación de transmisión el virus, pero ninguno dio positivo. Esto sugiere que el virus no se transmite entre mascotas. Los animales de 40/196 hogares (20,4%) tenían anticuerpos contra el coronavirus, y por ello el estudio informa de que el virus consta de una alta prevalencia en mascotas de personas que han sido víctimas de la enfermedad.

Tasas de COVID-19 más elevadas en animales domésticos

Los investigadores han confirmado que las tasas de covid son más elevadas en animales domésticos que han estado en contacto con personas con el virus que en los que no lo han estado. La vía de transmisión principal y más probable es la de el ser humano al animal y no de manera inversa. Ante este conocimiento, la doctora Broens recomienda que los pacientes enfermos eviten el contacto con sus perros o gatos, de la misma manera que lo realiza con personas.

Además, ha añadido que "la principal preocupación, sin embargo, no es la salud de los animales -no tenían síntomas de COVID-19 o eran leves-, sino el riesgo potencial de que las mascotas puedan actuar como reservorio del virus y reintroducirlo en la población humana".

La doctora también ha apuntado que "afortunadamente, hasta la fecha no se ha notificado ninguna transmisión de mascotas a humanos" por lo que "a pesar de la prevalencia bastante alta entre las mascotas de los hogares positivos al COVID-19 en este estudio, parece poco probable que las mascotas desempeñen un papel en la pandemia".