Cachorros

La habilidad social de los cachorros de perro con el ser humano reside en su genética

Un estudio de la Universidad de Arizona señala que los cachorros de perro ya cuentan con el componente genético que los hace más sociales que otros animales.

Cachorro de perro. Raza Golden.

Publicidad

Un nuevo estudio de la Universidad de Arizona sugiere que los cachorro de perro ya nacen con habilidades sociales y no las desarrollan al estar en contacto con los humanos. La publicación se ha hecho en la revista científica 'Current Bilogy' y señala que su genética podría albergar las razones por las que los perros tienen más facilidad para socializar que otros animales.

"Ya existían pruebas de que esta especie de habilidades sociales estaban en la etapa adulta (de los perros), pero ahora hay evidencias de que los cachorros están biológicamente preparados", afirma la líder del estudio, Emily Bray, de la Universidad de Antropología de Arizona, para la misma revista. En un tuit compartido por Bray se puede ver en vídeo algunas de las pruebas hechas para medir los resultados:

Durante los últimos diez años, Bray ha analizado la conducta de diferentes perros en colaboración con Canine Companions, una organización que proporciona perros entrenados a personas con discapacidad. El objetivo del estudio es conseguir una mejor comprensión acerca de cómo los perros piensan y resuelven los problemas para identificar cuáles harían buenas tareas de servicio. Para obtener los resultados, Bray y su equipo examinaron cómo 375 cachorros de unas ocho semanas de vida, y que apenas han tenido interacción previa con humanos, desarrollaban tareas relacionadas con comunicación social.

Contacto visual, gestos y genética

La genética explica más del 40% de la variación entre las habilidades de estos animales para seguir las indicaciones gestuales de los humanos, como señalar algo. También cuánto tardan en hacer contacto visual con las personas después de pedirles que hiciesen algo y comprobar su interés en las personas.

El coautor de la investigación, Evan MacLean, señala que la gente siempre ha sentido interés en las capacidades de los perros, pero también indica que siempre ha habido un "debate sobre hasta qué punto se trata realmente de la biología de los perros o algo enseñado por los humanos". "Hemos encontrado que, definitivamente, hay un fuerte componente genético", manifiesta. MacLean explica también que los próximos pasos del estudio se dirigen a identificar los genes específicos que contribuyen a la capacidad de los perros para comunicarse con los humanos.