En 2016, a Manuel le dieron una de las peores noticias que a una persona se le podía dar: le detectaron un tumor en la garganta. Al principio, como suele ocurrir, no encajó bien la noticias pero eso no fue un impedimento para él. Por entonces tenía 63 años.

"La experiencia fue buena dentro de los hechos, ya que te das cuenta de que tenemos un final y eso te ayuda a recibir ese final mucho mejor", confiesa a Antena 3 Noticias.

Manuel ingresó en el Hospital Ramón y Cajal el 18 de mayo de aquel año. Estuvo ingresado poco más de un mes, tiempo en el que recibió el mejor tratamiento por parte de los médicos. Sus hijos y su mujer todavía agradecen la excelente labor que hicieron.

Durante el mes que estuvo internado en el hospital, a Manuel le detectaron cinco úlceras que le provocaron la pérdida de una gran cantidad de sangre. Fue entonces, cuando los médicos recurrieron a hacerle una transfusión: "Me hicieron una transfusión de un litro de sangre", recuerda.

Gracias a la donación desinteresada de una persona anónima, la calidad de vida de Manuel mejoró y le ayudó a ganar las batallas a esas cinco úlceras que le estaban causando la pérdida de sangre. "A esa persona le daría las gracias porque es algo que deberíamos hacer todos", agradece.

España es uno de los pocos países autosuficientes en gestión de sangre. Somos un país solidario, por cada 1.000 habitantes se encuentran 36 donantes.

Cada día se realizan más de 5.000 transfusiones diarias en los centros de salud y hospitales. De esta manera, se contribuye a salvar 80 vidas cada día y mejorar su salud.

"Psicológicamente te da más fuerza para disfrutar con más ganas de los tuyos, de mi mismo y de todas las cosas buenas que te rodean", explica Manuel.

Según la Federación Española de Donantes de Sangre, en 2018 se realizaron 1.685.301 donaciones; un leve descenso si los comparamos con las 1.690.000 de 2017. "Pese a ser autosuficientes en esta materia, es importante que informemos a todos los medios y que eduquemos en valores", asegura Pilar de La Peña, responsable del área de Promoción del Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid.

Manuel coincide con Pilar en que se debe fomentar más la cultura a cerca de la donación de sangre: "Por supuesto que la gente se debería concienciar más. No sólo sangre, si no lo que sea necesario para ayudar a las personas que de verdad lo necesitan", indica.

Las cinco comunidades con más índice de donaciones por cada 1000 habitantes, son:

- Extremadura (44,27 personas)

- Castilla y León (43,32 personas)

- Asturias (39,74 personas)

- País Vasco (39,58 personas)

- Galicia (39,23 personas)

Personas como Manuel nos recuerdan la importancia que tiene donar sangre, porque como, le pasó a él, la vida de muchos otros pacientes mejoraron gracias a la generosidad de 'héroes anónimos'.