El brote de listeriosis, declarado en un primer momento en Andalucía, ya ha afectado a 131 personas y se calcula que podría llegar a infectar a más de 500 personas. Sanidad activó la alerta sanitaria a nivel nacional el pasado día 16 después de que se confirmara que lotes de la carne mechada infectados de listeria de la marca 'La Mechá' llegará a otras comunidades autónomas. El pasado martes se confirmaba el primer caso de muerte por la infección, lo que ha causado mayor revuelo social. Sin embargo, las autoridades sanitarias avisan de que no hay que crear alarma, ya que la fallecida se encontraba dentro del grupo de riesgo. Este brote es el mayor en España causado por listeria.

¿Qué es la listeriosis?

La listeriosis es una infección causada por la bacteria listeria, que crece en las concentraciones de sal usadas en tecnología de alimentos e incluso en refrigeración. La bacteria se puede encontrar en suelos y aguas, transmisores principales para que llegue a alimentos de origen animal o vegetal.

La listeria se adhiere al intestino e infecta a los fagocitos. Se introduce en su interior y produce sustancias tóxicas para dichas células, que mueren, se rompen y liberan a la sangre células infectivas que reinician el proceso, y siguen desarrollando la bacteriemia por la sangre.

¿Cuáles son los síntomas?

La listeriosis es una toxiinfección gastrointestinal que puede causar una variedad de síntomas, según la persona y la parte del cuerpo que haya sido afectada. La mayoría son muy parecidos a los de la gastroenteritis, lo que complica su diagnóstico: dolor abdominal, diarrea, dolor muscular, fiebre… suelen ser los más comunes. Lo importante, según los expertos, es identificar el antecedente epidemiológico, es decir, haber consumido un alimento que haya podido estar infectado. Si no, no habría de que preocuparse.

Además, la enfermedad puede producir bacteriemia (presencia de bacterias en sangre) e incluso meningitis y encefalitis, que afectan al sistema nervioso central, según explica el microbiólogo del CSIC Alfonso V. En el caso de la meningoencefalitis, ésta puede ser repentina, con fiebre, dolor de cabeza intenso, náuseas, vómitos y señales de irritación meníngea Los síntomas en personas con listeriosis invasiva - que la bacteria se ha propagado más allá de los intestinos- dependen de si la persona está embarazada.

Las mujeres embarazadas generalmente solo presentan fiebre y otros síntomas como fatiga y dolores musculares. Sin embargo, la infección durante el embarazo puede causar aborto espontáneo, muerte fetal, parto prematuro, o infecciones potencialmente mortales en el recién nacido.

Los síntomas en el resto de la población pueden incluir dolor de cabeza, rigidez en el cuello, confusión, pérdida del equilibrio y convulsiones, además de fiebre y dolores musculares.

¿Cuál es el tratamiento?

Varios antibióticos son eficaces contra este organismo. Se usa con frecuencia la ampicilina, ya sea sola o en combinación con otros antibióticos o medicamentos.

¿Qué alimentos pueden estar implicados?

La infección no se transmite de persona a persona, solo consumiendo el alimento infectado que ya está identificado.

La bacteria puede encontrarse en una variedad de alimentos crudos, así como en alimentos procesados y hechos con leche no pasteurizada. La listeria es distinta a muchos otros gérmenes porque puede crecer incluso dentro de las temperaturas frías de un refrigerador.

Los alimentos de mayor riesgo son:

- Salchichas, fiambres y embutidos

- Quesos blandos, quesos con venas azules, queso blanco, o fresco.

- Leche cruda (sin pausterizar)

- Patés o pastas de carne para untar refrigerados

- Mariscos ahumados refrigerados que no estén cocidos

¿Cómo prevenir la infección?

Para reducir el riesgo, se recomienda cocinar los alimentos a temperaturas superiores a los 65ºC y así matar la bacteria. Sin embargo, alguno alimentos ya elaborados pueden verse afectados debido a que resisten a temperaturas de refrigeración e incluso esto puede fomentar su reproducción. También:

- Use los alimentos precocidos y las comidas listas para consumir lo antes que pueda

- Evite la leche y los productos lácteos sin pasteurizar

- Caliente los alimentos listos para consumir y las sobras hasta que les salga vapor

- Lave las frutas frescas y las verduras

- Evite las carnes y los mariscos ahumados poco cocidos

El último brote se ha dado por una partida de carne mechada infectada, de la marca “La Mechá” que ya ha afectado a 131 personas en el territorio español.

Recordad que el riesgo de que este tipo de alimentos es mínimo. Solo se incluyen debido a que la bacteria se puede encontrar en suelos y aguas, por lo que puede llegar más fácil a alimentos de origen animal o vegetal.

Repunte en los últimos años de los infectados por listeria

Un estudio elaborado por investigadores del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) y del Hospital Universitario Ramón y Cajal, publicado recientemente en Eurosurveillance, apunta a que es necesario mejorar la vigilancia en animales y humanos, debido al incremento de hospitalizaciones por esta enfermedad.

Entre 1997 y 2015 se produjeron 5.696 hospitalizaciones relacionadas con la enfermedad, aunque estos datos son solo de las personas que requirieron hospitalización, es decir, los más graves. El grupo de edad de mayores de 65 años es el más afectado (50% de casos, mientras que las mujeres embarazadas y los recién nacidos representan el 7% y el 4% de las hospitalizaciones, respectivamente.